SALUD

Seis de los diez medicamentos que más aumentaron en la era Macri son para el corazón

Los medicamentos suelen ser uno de los principales gastos para las personas mayores de 60 años, que en Argentina son alrededor de 7 millones

Seis de los diez medicamentos que más aumentaron en la era Macri son para el corazón

La situación de los jubilados en Argentina es uno de los elementos que preocupa a la sociedad de manera constante. Si bien dentro de ese grupo hay quienes cobran jubilaciones altas o tienen familiares que los ayudan a cubrir sus gastos, la realidad es que la mayor parte de la población de la tercera edad cobra un pequeño ingreso mensual. Con ese monto deben cubrir la totalidad de sus gastos diarios y vitales, entre los que se destacan los medicamentos.

Uno de los principales enemigos de la realidad de un jubilado es la inflación, un elemento muy presente en el rubro farmacéutico, al igual que en otros. En los últimos años, casi todos los productos han registrado aumentos exponenciales en sus precios.

Ahora bien, si la suba en los valores de los medicamentos hubiera registrado el mismo porcentaje que la jubilación mínima, las personas mayores se encontrarían al menos en una situación de estabilidad frente a estos gastos. Pero esto no fue así. De acuerdo a la información del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), la jubilación mínima tuvo un aumento de 172% desde mayo de 2015 hasta mayo de 2019. Este importe pasó de $3.821 cuatro años atrás a $10.410 en la actualidad. Del otro lado, se encuentra el incremento en los precios de los medicamentos, que fue en promedio de 298%. Esto implica que fue casi dos veces el aumento de la jubilación mínima.

Dado que se trata de un número promedio, cabe destacar que hay productos que han registrado un aumento que supera ese porcentaje. Al mismo tiempo, hay otros cuyos precios subieron por debajo de esa línea.

¿Cuáles fueron los que registraron mayor aumento?
Según los datos de CEPA, no es posible determinar cuál de los grupos de medicamentos tuvo un incremento más significativo en sus precios. Sin embargo, sí es posible detallar qué droga y de qué marca fue la que más aumentó en el período mayo 2015 – mayo 2019.

El Sintrom, producido por la empresa Novartis, -es acenocumarol, una droga que se utiliza como anticoagulante para prevenir accidentes cerebro vasculares- lidera la lista, con un aumento del 710%. Este medicamento pasó de $60,26 en 2015 a $488,08 en la actualidad.
A continuación se encuentra en Atenolol gador -un fármaco que lleva el mismo nombre y se usa como betabloqueante para tratar hipertensión, taquicardia y otras patologías cardiovasculares-, que registró un incremento de 619,5% en su precio.Hace cuatro años se podía comprar en cualquier farmacia por $66,99, mientra sque ahora el valor ascendió a $481,98.

El T4 Montpellier 100 -cuya monodroga es la levotiroxina, utilizada en el tratamiento del hipotiroidismo- se ubica tercero en la lista elaborada por CEPA. Dado que en 2015 el valor era de $55,49 y en mayo de este año es de $387,59, es posible afirmar que el aumento llegó al 598,5%.

A este medicamento le sigue el que se puede comprar en la farmacia como Micardis, que lo produce la empresa Boehringer Ingelheim, que en realidad es telmisartán y se receta para la hipertensión y otros problemas cardiovasculares. La evolución de su precio fue de $289 a $1.757,20, lo cual implica que el incremento porcentual es de 508%.

Bagó B1 B6 B12 es el producto que sigue en el listado citado. Se trata de un complejo vitamínico, que en algunos casos es necesario para complementar la nutrición de las personas, y que registró un incremento del 483,9%. Así, subió de $133,20 hasta $777,81.

A continuación se encuentra el Polper B12, otro suplemento fabricado por Laboratorios Casasco, que contiene aminoácidos y vitamina B12. Desde 2015, cuando se podía comprar a $226,73, hasta 2019, cuando vale $1239,33, registró una suba de 446,6% en su precio.

El producto conocido como Atlansil, de laboratorios Roemmers, es otro de los que se ubica en el top 10 de los medicamentos que más aumentaron en estos últimos cuatro años. La droga se llama amiodarona, un agente antiarrítmico usado en varios tipos de taquiarritmias tanto ventriculares como supraventriculares. Su precio en 2015 era de $144,17 y actualmente es de $768,56, lo cual implica que subió un 433,1%.

Diurex es el nombre comercial del artículo que se posiciona octavo en la lista y que produce la empresa argentina Bagó; se trata de hidroclorotiazida, una droga que funciona como diurético en los pacientes. En 2015 su precio era de $72,39, mientras que en 2019 cuesta $376,05. Si se toman esos números, el incremento porcentual es de 419,5%.

El anteúltimo lugar lo ocupa un producto conocido como Lasix, elaborado con por el Laboratorio Sanofi-Aventis con furosemida, que también se utiliza como diurético. Esta droga tuvo un aumento del 374,3%, dado que su precio en 2015 era de $142,39 y subió hasta $675,29.

Por último, es el Glaucotensil td el medicamento que ocupa el puesto número diez del ránking. Fabricado por Laboratorio Poen, se trata de una combinación de dorzolamida y timolol, que se usa en pacientes que padecen hipertensión en sus ojos, es decir, glaucoma. Desde 2015 hasta la fecha la suba en el precio fue de 362,7%, ya que en 2015 se podía comprar por $198,59 y actualmente cuesta $918,93.

Es importante tener en cuenta que la lista elaborada por CEPA en base a los datos de PAMI y de K@iros Argentina es más extensa, ya que evalúa la situación de los 50 medicamentos más utilizados por personas mayores de 60 años desde 2015 hasta la fecha.

Además, cabe destacar que según las proyecciones del INDEC, para fin del año 2019 las personas mayores de 60 años en Argentina serán 6.983.377, lo cual constituye el 15,5% de la población total del país. Esto implica que una gran parte de los hombres y mujeres que componen ese grupo se ve afectada actualmente por la situación descripta en relación a los

Por último, es necesario mencionar que la situación para algunos jubilados es aún más dificultosa como consecuencia de la modificación de la Resolución 005 de PAMI. Esta norma regulaba la entrega gratuita de medicamentos a los afiliados que padecen una enfermedad crónica. A partir de la modificación se exigen una serie de requisitos para acceder a este beneficio, lo cual achicó la población objetivo del mismo -ingresos menores a 1,5 haberes previsionales mínimos, no estar afiliado a un sistema de medicina prepaga, no ser propietario de más de un inmueble, no poseer un vehículo de menos de 10 años de antigüedad y no poseer aeronaves o embarcaciones de lujo-.

Fuente. iProfesional

Sin comentarios en “Seis de los diez medicamentos que más aumentaron en la era Macri son para el corazón”

Deja tu comentario