MUNDO

Piñera llega favorito a la elección presidencial en Chile; es poco probable que gane en primera vuelta

La mayor dificultad que enfrenta la apuesta de oficialista Alejandro Guillier y, en particular la centroizquierda, es la división en seis candidaturas que se verán las caras con el derechista Sebastián Piñera este domingo.

Piñera llega favorito a la elección presidencial en Chile; es poco probable que gane en primera vuelta

Con el ataque con arma blanca al senador PS y postulante a la reelección Fulvio Rossi –la mañana del miércoles en Iquique– aún sobrevolando el espectro político chileno, los ocho aspirantes a La Moneda cerraron sus campañas el último día legal para hacerlo. Eso sí, se dieron una pausa para apoyar al parlamentario y condenar el apuñalamiento de que fue víctima, un hecho que, coincidieron todos, “es de extrema gravedad”. Pero la carrera sigue adelante y los candidatos no perdieron mucho tiempo antes de intentar ganar algunos votos más.

En medio de la jornada, la presidenta Michelle Bachelet, reiteró su llamado a votar este domingo en las elecciones que también elegirán parlamentarios y consejeros regionales, preocupada por la alta abstención que se prevé pueda empañar el proceso. En conversación con CNN Chile, Bachelet aseguró que desde que se implementó el sufragio voluntario “ha habido una abstención que no nos imaginábamos… esto no le hace bien a la democracia”.

Además, manifestó que “cuando uno vota tiene derecho a patalear. Por qué va a criticar uno si no ha ejercido su derecho ciudadano”.

En esa línea, la mandataria salió al cruce de las acusaciones de intervencionismo, al asegurar que “eso no ha ocurrido, y que lo único que se ha buscado es facilitar la posibilidad de que puedan asistir a los centros electorales a votar las personas que se encuentran en zonas más aisladas, lo cual se ha hecho siempre”.

La primera en cerrar su campaña en Santiago fue la Demócrata Cristiana Carolina Goic, quien el miércoles por la tarde llegó al court central del Estadio Nacional donde habló ante unas tres mil personas. Cabe consignar, que desde el regresó de la democracia en 1990, esta es la primera vez que la DC va por fuera de la Nueva Mayoría o ex Concertación. Esto la ha mantenido muy abajo en las encuestas y enfrentándose, a ratos en duros términos, con sus socios de coalición.

“El camino iniciado no tiene vuelta atrás. Es un camino por fortalecer la democracia y defender nuestros valores y nuestros principios como Democracia Cristiana”, dijo. Respecto al apoyo que dará su partido a la candidatura de Alejandro Guillier, el candidato más potente de la centro izquierda en un posible ballottage, Goic aseguró que ningún DC votará por la carta de Chile Vamos: “El mensaje es claro, aquí no votamos por Sebastián Piñera, ¡ninguno!”, reiteró ayer desde Coquimbo.

El senador Alejandro Guillier, que al cierre de esta edición cerraba su candidatura en el Paseo Bulnes, a unos metros de La Moneda, sostuvo en la previa en Radio Cooperativa que “la gente tiene que saber qué es lo que está en juego en el país, que es mucho más de lo que parece… tenemos que ser claros en cuál es nuestra propuesta… una convocatoria amplia a todos los sectores que se sienten identificados con un programa de gobierno que profundiza reformas, pero también inicia otros caminos”.

Agregó que en caso de que sea él quien pase a segunda vuelta, espera que su contendora DC, Carolina Goic, haga “lo que el corazón le dé nomás”. A su acto acudieron los exitosos grupos musicales Los Tres, Sol y Lluvia y el cantante, Claudio Narea, todos fundamentales en la lucha para recuperar la democracia.

El mayor problema que enfrenta la apuesta de Guillier y, en particular la centroizquierda, es la división en seis candidaturas que se verán las caras con Sebastián Piñera, el ex presidente (2010-2014) que marca casi 45 por ciento en las encuestas, doblando a su principal rival. Si bien es poco probable que el millonario empresario se imponga en primera vuelta, las probabilidades que gane en el ballotaje son altísimas.

Si la centro izquierda no se une a la brevedad, el candidato de derecha ocupará por segunda vez el sillón principal de La Moneda. La tarea no será fácil. Tanto Alejandro Guillier como la carta del PRO Marco Enríquez-Ominami (ME-O) se han fustigado con todo en este proceso eleccionario. Si bien ambos reconocen a Piñera como el enemigo a vencer, los ataques destemplados desde ambos comandos han provocado heridas difíciles de sanar en el corto tiempo.

“En caso de no pasar a segunda vuelta, estaré en la casa de la unidad, y más rápido que en 2009”, afirmó ME-O, el candidato del PRO hace algunas semanas y que concluyó anoche su campaña. Además, se ha mostrado como un férreo defensor del “legado” de Bachelet, proponiendo incluso rebautizar la estación de Subte Los Leones con su nombre, guiños que por ahora no alcanzan, pues los demás candidatos no han asegurado que se cuadrarán de buenas a primera con la carta que pase a segunda vuelta.

Además, esta ansiada unión no asegura que Piñera sea derrotado. Basta recordar lo acontecido en 2009, cuando Eduardo Frei, el candidato del oficialismo, fue vencido por Piñera a pesar que Michelle Bachelet dejó el poder con casi el 70 por ciento de aprobación, pero que no logró traspasar esa adhesión a este candidato. ME-O en esa oportunidad, sacó casi el 20 por ciento de los votos en primera vuelta.

En este escenario, el diputado independiente y experto electoral, Pepe Auth, dijo en EMOL que “es muy difícil que la totalidad de los actores detrás de las candidaturas se comporten de manera homogénea… No veo la posibilidad de que la DC ni el Frente Amplio se comporten íntegramente en una dirección: va a ser un escenario de debate más bien dividido”.

Según la última encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), la suma de los votos de quienes tienen decidido que votarán por Guillier, Beatriz Sánchez (Frente Amplio), ME-O y Goic alcanza un 36,7%. Considerando que Piñera obtendría un 44% en primera vuelta, el analista político Claudio Fuentes considera, en este mismo medio, que las señales de unidad deben empezar a emitirse tempranamente. “Yo creo que las 24 primeras horas son centrales y la misma noche es importante, porque si se da lo que las encuestas señalan, Guillier requiere sí o sí el apoyo tanto de la DC como del FA y de ME-O”.

Pîñera por su parte, que ayer fue cuestionado por las redes sociales, al asegurar que en su juventud, asistió a un concierto de The Beatles, lo que fue motivos de memes y burlas, concluyó su periplo con un acto masivo en Parque Renato Poblete de Quinta Normal, en el mismo lugar donde lanzó su candidatura en marzo. Se esperaba que llegaran unas 2 mil personas a este parque entre invitados, adherentes, candidatos al Congreso y colaboradores de la campaña.

Shows artísticos, apoyo audiovisual y el discurso central se esperaban anoche. Según trascendió desde su comando, incluiría muchos gestos hacia el centro político como ha sido la estrategia del empresario en todo este proceso. Tampoco entrará en el tono de las descalificaciones como quedó claro horas antes en su cuenta de Twitter: “Esta noche es de ustedes. Gracias por cada abrazo, cada sonrisa, cada selfie y cada palabra de apoyo. Hemos llegado hasta aquí gracias a cada uno de quienes leen estas palabras y estoy convencido que con unidad y energía lograremos #TiemposMejores para Chile”.

Por su parte, el aspirante independiente y más a la derecha de este abanico, José Antonio Kast, arribó hasta la populosa comuna de San Bernardo donde además participaría en una actividad con la Iglesia Evangélica; El líder de Unión Patriota, Eduardo Artés, se presentó en la céntrica Plaza Brasil, mientras que Marco Enríquez- Ominami lo hizo en su comando ubicado en la acomodada comuna de Providencia.

Beatriz Sánchez, líder del FA y tercera en los sondeos, llegó a Concepción para cerrar su campaña, destacando que su campaña no ha sido confrontacional. “Yo no he hecho una campaña agria ni agresiva. Tampoco tiré monedas arriba de la mesa o pedí narcotest”, sostuvo.

En relación con un posible ballottage y a eventuales alianzas para esa ocasión, ¡afirmó que le parece una falta de respeto que hoy se hable de llegar a acuerdo, ya que la elección todavía no ocurre.

Alejandro Navarro también concluyó la campaña en Concepción, la segunda ciudad más grande de Chile.

Con todo, serán 17 mil efectivos del Ejército los que se desplegarán en los locales de votación, en seguridad interior, apoyo logístico y como personal de reserva, a partir de la madrugada de este 17 de noviembre en todo el país para resguardar un proceso considerado que puede marcar un record de inasistencia a las urnas y que, por ahora, no ha despertado un interés mayor en la ciudadanía.

Fuente. Pagina12

Sin comentarios en “Piñera llega favorito a la elección presidencial en Chile; es poco probable que gane en primera vuelta”

Deja tu comentario