POLITICA

Expectativa tras una nueva reunión entre los abogados argentinos y los buitres

El encuentro tuvo lugar en las oficinas de Daniel Pollack, el abogado designado por Thomas Griesa para negociar una salida con los holdouts. Hay hermetismo y se esperan los resultados de esta nueva audiencia.

Expectativa tras una nueva reunión entre los abogados argentinos y los buitres

La reunión que mantenían hoy representantes del gobierno argentino y de los fondos buitre finalizó a las 12.20 hora argentina en Nueva York, sin que los asistentes realizaran declaraciones al retirarse.

El encuentro se realizó en las oficinas de Daniel Pollack, el mediador asignado por el juez Thomas Griesa.

La comitiva argentina estuvo integrada por la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona; el subprocurador, Javier Pargament; el secretario de Finanzas, Pablo López; y el secretario Legal y Administrativo del ministerio de Economía, Federico Thea.

El conflicto entre los fondos buitre y la Argentina está en tiempo de descuento y tuvo hoy una nueva ronda de negociaciones, luego de que las fichas se mantuvieran en su lugar después de la jornada de ayer. El gobierno nacional llegó al encuentro de esta mañana con el mismo pedido de las últimas semanas: la emisión de un instrumento financiero que brinde seguridad al país respecto de los riesgos asociados a la cláusula Rights Upon Future Offers (RUFO).

Ese punto es fundamental porque la letra escrita establece que cualquier oferta voluntaria que se le haga a los bonistas que no entraron al canje (holdouts) será extensiva a quienes entraron al mismo. En consecuencia, el dinero que reclaman los buitres, que suma U$S 1500 millones, podría extenderse a una suma que oscila entre los U$S 120 mil y U$S 500 mil millones.

Las rondas de negociación son mediadas por el auxiliar judicial Daniel Pollack y por el momentono hubo encuentros cara a cara entre las partes. La delegación oficial está compuesta por la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona, el subprocurador, Javier Pargament, el secretario de Finanzas de Economía, Pablo López, y el secretario Legal y Administrativo del mismo ministerio, Federico Thea.

En el encuentro de ayer, del que participaron también los abogados del estudio norteamericano que representa a la República Argentina en el caso, se intercambiaron diversas alternativas con el mediador. Los funcionarios ingresaron cerca de las 13:30 y salieron a las 16:30 (hora argentina) de las oficinas que el mediador posee en el piso 27 del edificio ubicado en el 245 de Park Avenue, en Manhattan, Nueva York.

Luego de las tres horas de diálogos, el primero en expresarse fue Pollack, quien transmitió que “los asuntos que separan a las partes del caso siguen sin resolverse en este momento” y que su expectativa es que “los encuentros se repitan en los próximos días”. Además aclaró que luego de encontrarse con las partes por separado propuso que haya un encuentro conjunto, pero que el gobierno nacional no lo aceptó por no estar conforme con las condiciones actuales de la negociación.

“Tal como ya fue manifestado por la República Argentina ante el Juez Griesa, se explicaron las razones por las cuales resulta necesario proveer algún instrumento financiero que brinde seguridad a la República respecto de los riesgos asociados a la cláusula RUFO“, especificó la cartera económica en un comunicado difundido horas después del encuentro.

Además, se señaló que si los litigantes no proveen dichas garantías a la República, un stay(cautelar que pateé para adelante la aplicación de sentencia original) sigue siendo la mejor opción para permitir que se avance hacia una solución en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables para el 100% de los bonistas.

En este sentido, la Argentina expresó su preocupación por la falta de resolución del juez Thomas Griesa en la audiencia que tuvo lugar el pasado 22 de julio respecto de las mociones y alternativas presentadas ante la Corte, incluyendo las presentaciones de bonistas del canje y diversas instituciones financieras; lo que mantiene bloqueado el cobro de los fondos ya pagados por la Argentina el pasado 26 de junio.

“La Argentina se ha reunido con el Sr. Pollack todas las veces que ha sido necesario y reafirmó en el día de hoy (por ayer) que está dispuesta a continuar con dichos encuentros, habiéndose fijado una nueva reunión para el día de mañana a las 10 horas”, señaló el Palacio de Hacienda.

Además, para desmentir las versiones que indicaban que el gobierno tiene mala voluntad por no querer reunirse con los fondos buitre hasta tener una garantía, Economía aclaró que “la práctica de contar con un mediador con quien conversan las partes separadamente es habitual en este tipo de procesos”, y agregó que “es práctica usual de la Secretaría del Club de París intermediar entre las partes de esta manera, modalidad que se implementó exitosamente en el reciente acuerdo alcanzado por la Argentina”.

En tanto, luego de las reuniones el fondo NML Elliot de Paul Singer se mostró iracundo y acusó al gobierno nacional de “dejar en claro que elige ir al default la semana próxima”. En un comunicado que distribuyó entre la prensa, el más visible de los holdouts planteó que “los argentinos sólo dijeron que la solución es imposible” y tildaron al resultado de “desafortunado y completamente innecesario”.

Además, el fondo buitre repitió su intención de dar una imagen negociadora y planteó que está dispuesto a ser “flexible” para alcanzar una solución, aunque por el momentomantuvo todas sus negativas a las garantías que pide el país para avanzar hacia un acuerdo equitativo que no ponga en riesgo la economía local. “Seguiremos buscando la manera de incluir a Argentina en las negociaciones, pero en este momento hay una total falta de voluntad por parte de Argentina para solucionar el problema”, concluyó NML.

Las negociaciones muestran de esta manera que están llegando a un punto crítico de máxima tensión ya que faltan solo seis días (incluido el de hoy) para que se declare el hipotético default técnico. La Argentina hizo su pago a los bonistas del canje el pasado 26 de junio, pero por orden de Griesa quedó trabado en las cuentas que el Bank of New York Mellon (BoNY) tiene en el BancoCentral, con lo que luego del 30 de junio el país entró en una etapa de moratoria de 30 días que vencen el miércoles.

La estrategia de la Argentina apunta a que si no se logra el reaseguro por parte de los buitres o del tribunal, se deje en evidencia que la postura del gobierno nacional con respecto a la RUFO es correcta y que quieren cobrar sin importar las consecuencias para el país.

Mientras tanto el resto de las partes se mantienen expectantes para saber qué va a pasar y cuáles serán sus próximos pasos para defender sus intereses particulares. El BoNY apuesta a un acuerdo que lo libere de juicios tanto en Estados Unidos como en Europa, pero hay chances de que hoy mismo presente un documento en el tribunal para continuar con su búsqueda de un paraguas legal que evite que quede como responsable legal de la falta de pago a los bonistas del canje. Si bien Griesa eligió no pronunciarse al respecto el martes, el cronograma oficial de su presentación implica la posibilidad de que el banco eleve documentos hasta hoy.

En la misma situación de expectativa se encuentran los bonistas europeos que presionan fuerte para que se destraben al menos los pagos que les corresponden a ellos y que ya tienen decidido avanzar con juicios en Inglaterra –que se sumarían a los de Bélgica– en caso de que no haya acuerdo y el juez continúe en su posición de no habilitar ningún tipo de movimiento del dinero, incluso en el caso de los títulos que en realidad no son alcanzados por la jurisdicción judicial estadounidense.

Claves de otra jornada de negociaciones

Comitiva: A la reunión de ayer acudieron por parte de la Argentina el secretario de Finanzas, Pablo López, la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona, el subprocurador, Javier Pargament, y el secretario Legal y Administrativo del Ministerio de Economía, Federico Thea. También hizo lo propio el mediador Daniel Pollack, y los abogados representantes de la Argentina y los abogados de los fondos buitre.

Diferencias: Luego del encuentro, Pollack –quien se reunió con cada parte por separado– afirmó que “las cuestiones que distancian a las partes del caso siguen sin resolverse en este momento”, y pidió que “las reuniones se repitan en los próximos días”.

Default: El fondo NML aseguró que la postura argentina dejó “en claro que elige ir al default la semana próxima”, un resultado que calificaron como “desafortunado y completamente innecesario”.

Argumentos: Durante la audiencia, la delegación argentina reiteró la necesidad de contar con un “instrumento financiero que brinde seguridad a la República respecto de los riesgos asociados a la cláusula RUFO”, según indicó Economía a través de un comunicado.

Cara a cara: Argentina le quitó importancia a la falta de un encuentro conjunto. “La práctica de contar con un mediador con quien conversan las partes separadamente es habitual”, indicó el Palacio de Hacienda, y aseguró que “está dispuesta a continuar con dichos encuentros”.

Fuente: Infonews

Sin comentarios en “Expectativa tras una nueva reunión entre los abogados argentinos y los buitres”

Deja tu comentario