DEPORTES

Un trencito mandó a Quilmes más cerca del descenso

José Valencia, el hijo del mítico “Tren” Valencia, ya es el nuevo ídolo de Bahía. Con un gol suyo, Olimpo derrotó al Cervecero y puede ir olvidando sus problemas con el promedio. Sufren los de Caruso Lombardi.

Quilmes, con esta derrota, se quedó con 15 puntos y un promedio de 1,194; mientras que Olimpo llegó a 22 puntos y un coeficiente de 1,323.

El conjunto local jugó el partido como si fuera una final (si le ganaba a su rival salía de la zona de descenso), asumió el protagonismo, manejó la pelota, tuvo profundidad, pero falló en los metros finales.

Olimpo, en tanto, se paró para jugar de contraataque y tuvo en el colombiano Valencia a su jugador más peligroso.

De hecho, a los 24 minutos, el goleador de Olimpo -lleva 6 tantos en el certamen- estuvo muy cerca de abrir el marcador.

Más allá de esto, Quilmes siempre dio la sensación de estar már cerca de ponerse en ventaja. A los 36 minutos, Rodrigo Braña estrelló un tiro en el palo derecho.

Y en el segundo tiempo, su técnico Ricardo Caruso Lombardi mandó a la cancha a Fernando Telechea por Emiliano Carrasco, a los 11 minutos, para ganar el partido.

Sin embargo, Olimpo, de contraataque, abrió el tanteador, a los 14 minutos, con un golazo de Valencia.

Después del gol, Quilmes dispuso de un par de chances de gol, dos posibles penales no cobrados por Germán Delfino, pero no pudo alcanzar el empate.

Es más el equipo que dirige Walter Perazzo, a los 28 minutos, tuvo una clara llegada para sellar el tanteador, pero Valencia -la figura de la cancha- falló en la definición.

Así, Olimpo -el equipo que mandó a Quilmes a la B Nacional en el 2011 cuando lo dirigía Caruso Lombardi- se llevó una victoria clave en la lucha por conservar la categoría.

Fuentes: Télam/El Gráfico

Sin comentarios en “Un trencito mandó a Quilmes más cerca del descenso”

Deja tu comentario