NACIONALES

Casi la mitad de las mujeres asesinadas mueren a manos de sus parejas o familiares

El 47% de las mujeres que fueron víctimas de homicidios intencionales a nivel global en 2012, fueron asesinadas por sus parejas o familiares, mientras sólo el 6% de los hombres murieron a manos de personas así vinculadas, según un nuevo estudio realizado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc).

Casi la mitad de las mujeres asesinadas mueren a manos de sus parejas o familiares

No obstante, se desconoce cuántos de esos casos de mujeres asesinadas en un contexto de violencia doméstica son femicidios o asesinatos por motivos de género, ya que la estadística no da cuenta sobre el número de si éstas fueron muertas por hombres de su entorno familiar y por el solo hecho de ser mujeres.

El Estudio Global sobre Homicidios 2013, que fue presentado hoy por la Unodc a nivel mundial, revela que cerca del 95% de los asesinos intencionales a nivel global son hombres y también corresponde a este sexo el 80% de las víctimas.

Pero cuando se analiza un tipo particular de “homicidio interpersonal”, aquel que fue cometido “por un compañero íntimo o un familiar”, la distribución por género cambia y la proporción de víctimas mujeres crece hasta representar casi el 70% de los casos.

“Hay una tendencia de género hacia las víctimas masculinas en homicidios vinculados a la delincuencia organizada y las pandillas, pero el homicidio interpersonal cometido por un compañero íntimo o un familiar (…) afecta a las mujeres de manera desproporcionada”, asegura el informe.

“A nivel global, dos terceras partes de las víctimas de homicidio cometido por compañeros o íntimos o familiares son mujeres (…)y casi la mitad de todas las víctimas femeninas en 2012 fueron asesinadas por sus compañeros íntimos o familiares(…)”, continúa.

“Se aprecia que, mientras una gran proporción de mujeres víctimas pierden la vida a manos de quienes se esperaría que las protegieran, a la mayoría de los hombres los asesinan personas que quizá ni siquiera conocen”, agrega el informe.

Así, durante el año 2012, 43.000 mujeres murieron víctimas de la violencia intrafamiliar contra 20.000 hombres que fueron asesinados como consecuencia de este tipo de agresiones.

“El hogar puede ser el lugar más peligroso para una mujer. Es particularmente desgarrador cuando aquellos que deberían estar protegiendo a sus seres queridos son las mismas personas responsables de su asesinato”, señaló Jean-Luc Lemahieu, director de Análisis de Políticas y Asuntos Públicos de la ONUDC en el lanzamiento del informe, en Londres.

“Demasiadas vidas están siendo trágicamente truncadas, demasiadas familias y comunidades quedan destrozadas. Hay una necesidad urgente de comprender cómo el crimen violento está asolando a los países de todo el mundo, afectando particularmente a los jóvenes, pero también causando un alto costo en las mujeres”, agregó.

En cuanto a la distribución por continente de los asesinatos intencionales de mujeres durante 2012, el mayor número se concentró en Asia (19.700), seguido de África (13.400), América (6.900) y Europa (3.300).

Si la mirada se posa en el desagregado etario, se observa que el 8% del total de víctimas de homicidios intencionales a nivel global son mujeres, de entre 15 y 29 años, mientras otro 13% más también son personas de género femenino pero de edades por encima o por debajo de esa franja.

El Estudio Mundial sobre el Homicidio 2013 se confeccionó sobre la base de estadísticas del mismo año, elaboradas por la UNODC, las cuales se obtuvieron de diversas fuentes nacionales e internacionales y abarcaron 219 países y territorios.

En Argentina, según un informe presentado por La Casa del Encuentro a principios del mes pasado, una mujer fue asesinada cada 30 horas en 2013 víctima de femicidio y, en la mayoría de los casos, los autores fueron parejas o ex parejas que, al quitarles la vida, dejaron huérfanos a 405 niños y niñas.

Además, el relevamiento mostró que 39 hombres y niños murieron al quedar en la “línea de fuego” del femicida o fueron asesinados para “castigar” a las mujeres en 2013, lo que se denomina femicidio vinculado.

“Es necesario considerar a la violencia sexista como una cuestión política, social, cultural y de derechos humanos, de esta forma se podrá ver la grave situación que viven las mujeres, niñas y niños en la Argentina como una realidad colectiva por la que se debe actuar de manera inmediata”, aseveraron las titulares de la organización, Fabiana Tuñez y Ada Rico.

En 2013 los femicidios registrados por la organización fueron 295 -40 más que el año anterior- y 186 homicidios de ese total fueron perpetrados por parejas o ex parejas de las mujeres, de las cuales 112 tenían entre 19 y 30 años.

Fuente: Télam

Sin comentarios en “Casi la mitad de las mujeres asesinadas mueren a manos de sus parejas o familiares”

Deja tu comentario