MUNDO

Obama ya expulsó a casi dos millones de indocumentados

El gobierno de Barack Obama se involucró en una controversia con el The New York Times por causa de las deportaciones. A pesar de que el gobierno aseguró haber ordenado priorizar la expulsión de indocumentados con antecedentes criminales graves, el periódico publica que la mayor parte de la cifra récord de deportados de Estados Unidos bajo su mandato–casi 2 millones de casos– sólo había cometido infracciones menores.

Obama ya expulsó a casi dos millones de indocumentados

Desde la Casa Blanca, el portavoz Jay Camey aseguró que “el 98% de las deportaciones de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) entran dentro de las prioridades” marcadas por la administración, ya que fueron condenados por delitos de importancia. Entre las faltas enumeró el intento de ingresar ilegalmente al país, la reincidencia y los fugitivos de los tribunales migratorios.

Contrariamente, el periódico publicó que dos tercios del total de deportados desde que Obama llegó a la Presidencia en 2009 “involucran a personas que habían cometido faltas menores, incluidas infracciones de tráfico, o que no tenían antecedente penal alguno”, y que sólo el 20% de los deportados, unos 394 mil, habían cometido delitos graves, entre otros tráfico de drogas.

De hecho, según el análisis del rotativo, los casos de deportaciones que más ha aumentado son los vinculados a infracciones de tránsito, que se han más que cuadruplicado. En los últimos cinco años –desde que Obama es presidente– estos casos pasaron de 43 mil registrados a 193 mil.

A ello se une, agrega el New York Times, un considerable aumento –188 mil, o tres veces más que en la era Bush– de las condenas por ingresar o volver a entrar en el país de forma ilegal, con lo cual muchas personas son devueltas a sus países de origen con antecedentes penales y si intentan volver en forma ilegal, podrían terminar encarcelados.

Esta situación aumenta las presiones sobre el gobierno de Obama de los grupos proinmigración, que cuestionan la falta de avance en el Congreso de la reforma migratoria y el aumento récord de deportaciones ordenadas por el equipo presidencial.

El reclamo de los activistas es que, en el caso de que la reforma migratoria no avanzara en el Congreso –donde la mayoría republicana de la Cámara Baja impide votar una propuesta de ley migratoria– Obama podría ordenar algún tipo de “alivio administrativo”, como hizo en 2012, cuando poco antes de las elecciones decretó una “acción diferida” para detener temporalmente las deportaciones de jóvenes beneficiados de una fracasada ley migratoria que les habría permitido iniciar su legalización, la denominada “DreamAct”.

Pero desde entonces, y pese a las crecientes demandas y presiones de los activistas proinmigración, el mandatario se ha negado a volver a hacer uso de sus poderes ejecutivos en esta materia, alegando que una solución duradera debe pasar por el Congreso.

Sin comentarios en “Obama ya expulsó a casi dos millones de indocumentados”

Deja tu comentario