CIUDAD

Que no…ahora no!

La visita del diputado nacional Sergio Massa a Bahía Blanca, tiene la versión oficial del Frente Renovador, que es la que publica hoy el matutino La Nación. No obstante, las filas del Kirchnerismo reconocen como más apropiada la especie de Clarín que alude a un “coqueteo político” entre el líder frentista y el jefe comunal local. Un día después de este encuentro, este viernes, el intendente Gustavo Bevilacqua ratificó su pertenencia mostrandose cerca, muy cerca, de su predecesor en el mando y actual ministro de la Producción bonaerense, Cristian Breitenstein.

Que no…ahora no!

Aunque podría aplicarse el dicho: “cuando el río suena, es porque agua trae”, la versión oficial del Frente Renovador publicada este viernes, por el matutino La Nación acerca del pase al massismo del jefe comunal Gustavo Bevilacqua, fue desmentida por su predecesor en la intendencia, el actual ministro de la Producción, Ciencia y Tecnología, Cristian Breitenstein.

En diálogo con sintinta.com.ar, el funcionario provincial manifestó a la expresa decisión de Bevilacqua de mostrarse juntos, “hombro a hombro”, en el acto inaugural de la  exposición anual multisectorial de la FISA.

El alineamiento de la imágen que ilustra esta nota, hablaría por sí misma del compromiso actual del primer mandatario local; Cristian Breitenstein, el titular de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires, Iván Budassi, el presidente del cuerpo deliberativo local, Santiago Mandolesi Burgos, y por supuesto, Gustavo Bevilacqua.

Alejado de la línea de 4, el “armador” local del Frente Renovador, Dámaso Larraburu.

El ministro ratificó a este medio, palabra más, palabra menos, lo que el propio intendente sostuviera la semana pasada, en una reunión con vecinalistas en Coronel Dorrego: “hasta el último día vamos a apoyar institucionalmente para que la presidenta termine su mandato como corresponde”.

En tal sentido, no hay “un golpe indirecto al gobernador bonaerense, Daniel Scioli” como alude el diario nacional, teniendo en cuenta el reemplazo que  Bevilacqua ejerce en el poder local desde el  2011, en que Cristian Breitenstein dejó la intendencia para convertirse en ministro bonaerense. Tampoco, hacia  al presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, con quien el jefe comunal mantiene una histórica relación personal.

No obstante, el funcionario sciolista reconoció que  la afinidad de Bevilacqua con el massismo puede ser “real”, pero que en todo caso, como confirmara el propio intendente: “En el momento en que sea oportuno, que no es este, elegiremos a los candidatos sin tapujos ni limitaciones”.

 

 

Sin comentarios en “Que no…ahora no!”

Deja tu comentario