DEPORTES

Colón se aferra al primer puesto del torneo

En el ‘Cementerio de los Elefantes’, el “Sabalero” venció 1 a 0 al “Matador” por el penal que convirtió Lucas Alario a los tres minutos. El local prolongó su liderazgo en el campeonato e infló su colchón de puntos en la tabla de promedios, que lo ve fuera de la zona de descenso (quedó a uno de su rival de turno). La visita estiró a seis los duelos sin ganar y los fantasmas vuelven a atormentarla.

A puro gol comenzó la novena jornada del Torneo Final. Y esto no se debió en sí a lo abultado de los resultados, sino a los tempraneros tantos que se produjeron en los dos primeros encuentros de la fecha. Mientras en el primer duelo Olimpo se puso en ventaja a los cinco minutos, en Santa Fe el primer grito llegaba a los tres.

En el Brigadier Estanislao López no terminaban de acomodarse los jugadores dentro del campo ni los hinchas en sus asientos, cuando ya se anunciaba el primer grito del duelo entre el Colón (que buscaba prolongar su liderazgo, pero principalmente engrosar su promedio) yTigre (urgido de cortar con los cinco duelos sin sonreír que lo estaban comprometiendo con la permanencia). Fue apenas al minuto de juego cuando Javier García derriba en el área a Carlos Luque y Andrés Merlos no duda en sancionar la pena máxima a favor del local: Lucas Alario (quien había iniciado la maniobra anterior) fue el que la cambió por gol.

De a poco el ‘Matador’ intentaba reponerse del tempranero golpe e insinuaba sólo cuando la pelota pasaba por los pies de su distinto, Matías Pérez García. Fue él quien de tacó le cedió una buena chance a Vitti que éste dilapidó y quien exigió a Germán Montoya con un exquisito y potente zurdazo que terminó dando en el travesaño. Por su parte, el elenco santafesino apelaba a la táctica que tanto resultado le está dando: esperar ordenar y buscar sacar provecho de alguna veloz contra comandada por su inspirado Luque.

Antes de la media hora de juego, a los 25 minutos, se dio la gran polémica de la noche. La visita salió muy mal del fondo con un García que comprometió a su compañero Vesco, quien le devolvió un pelota que interceptó Alario. Fue en ese momento cuando Vesco se recuperó, fue a remendar su falla y el atacante ‘sabalero’ terminó desparramado en el césped. Pese a los incesantes reclamos del local, el árbitro cobró tiro de esquina y todo siguió como si nada.

A medida que corrían los minutos, Tigre se iba volviendo cada vez más dependiente de su ’10′. Cuando este tocaba el balón temblaba todo el Cementerio de los Elefantes; pero cuando no lo lograba, los de Victoria desaparecían de la cancha y sufrían por demás las desconcentraciones defensivas (que a su vez intentaba aprovechar el local). No sucedió mucho más sobre el cierre de la primera etapa, que culminó con ese ‘madrugón’ de Colón que le estaba permitiendo extender su buen presente.

En el complemento Colón salió decidido a intentar liquidar el duelo para no terminar sufriendo sobresaltos innecesarios. Prácticamente nada quedaba de ese final de la primera etapa aburrido, ya que el local atacaba incesantemente en busca de marcar la diferencia. Mientras a los tres minutos se lucio Luis Castillo eludiendo a tres adversarios para meterse en el área y sacar un exigido disparo que se fue desviado, a los nueve Mansilla fue quien casi lastima.

Ante la superioridad de su adversario, Alegre comenzó a mover el banco y con sus cambios logró al menos despertar a su equipo que logró al menos sacarle la pelota al local. Ya no era todo de Colón, pero igual a Tigre le costaba por demás al menos inquietar a Montoya. Fue recién a los 30 minutos cuando Pérez García logró exigirlo y este respondió de manera estupenda en dos tiempos.

Pese a esto, el ‘Sabalero’ nunca bajó los brazos y cada vez que podía probaba al atento Javi García que no se dejaba quebrar. Un entretenido ida y vuelta se generaba en el cierre, que hasta contó con un potente bombazo de Peñalba que se fue apenas alto y asustó a todos los locales. Aunque ganaba bien, el elenco de Santa Fe sufría por no haber sabido cerrar el duelo con anterioridad.

Lo cierto es que no bastaron siquiera los cinco minutos de recupero que marcó el árbitro, y que hicieron enloquecer a Osella, para que la historia cambiara. Así, Colón se quedó con una victoria que le permite asegurarse seguir en lo más alto al menos una jornada más y, lo más importante, haber engrosado su magro promedio al punto de quedar a sólo una unidad de su rival de turno. Un presente de ensueño que ni el  más optimista de los hinchas ‘sabaleros’ podía llegar a imaginar…

Fuente: Infobae

Sin comentarios en “Colón se aferra al primer puesto del torneo”

Deja tu comentario