POLITICA

“No aceptamos imposiciones ni recetas para fijar la política económica”

“Tenemos por precisa instrucción de la Presidente la responsabilidad de establecer un gobierno con objetivos y metas para los próximos años. Esto implica 204 objetivos y 274 metas que fueron expuestas y están a consideración de los senadores y el pueblo argentino. Las metas y objetivos tiene por objetivo asignar los recursos” dijo el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, al brindar su primer informe de gestión ante el Senado

“No aceptamos imposiciones ni recetas para fijar la política económica”

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, brinda su primer informe de gestión ante el Senado desde que asumió el cargo en noviembre último. El funcioanrio se ubicó en un atril especialmente ubicado, de frente a los legisladores, y no sentado de espaldas a ellos, como en anteriores presentaciones. Previo al informe, los legisladores ratificaron a las autoridades de las comisiones. La sesión comenzó a las 14.23

“Vengo a cumplir con el mandato constitucional”, dijo al iniciar su discurso. “Tenemos por precisa instrucción de la Presidente la responsabilidad de establecer un gobierno con objetivos y metas para los próximos años. Esto implica 204 objetivos y 274 metas que fueron expuestas y están a consideración de los senadores y el pueblo argentino. Las metas y objetivos tiene por objetivo asignar los recursos”, continuó.

Asimismo, reveló que desde la Jefatura de Gabinete “hemos logrado responder 980 preguntas (de los senadores y diputados), el doble del promedio”. 

“Vengo con la clara intención de que el Senado y Diputados sean el ámbito del debate político, público y de las legítimas ideas. Que acá pueden perfectamente disentir, acordar sobre los planes del Gobierno”, agregó en referencia al debate mediático que instaló el Frente Renovador de Sergio Massa sobre la reforma del Código Penal.

• Educación

Capitanich resaltó la inversión en materia educativa para la construcción y finalización de 1.600 escuelas, la entrega de 4 millones de notebook y miles de libros escolares, el lanzamiento del plan Progresar para estudiantes terciarios, pero se quejó de los “problemas de la conflictividad salarial”.

“Esto no quiere decir que nadie baje sus banderas”, advirtió a los líderes de los gremios docentes que mantienen paros, pero resaltó que “es importante la constancia pedagógica y que cualquier protesta no sea a costa de cada uno de los alumnos y de desvirtuar la escuela pública”. Asimismo, pidió “encausar” los procesos de negociación salarial y remarcó que “la inversión educativa equivale a casi 9 puntos del PBI, no sólo en educación, sino también en Ciencia y Técnica”.

• Energía

En el plano de las inversiones en energía, Capitanich advirtió que antes de 2003 las regiones del Norte y la Patagonia estaban desconectadas del sistema nacional, dejando afuera a 10 provincias. “Nuestra potencia era equivalente a 17.000 megavatios. Se hicieron 9 gasoductos, pero el 50% de los argentinos no tenían gas”, rememoró.

“En esta década se trazaron 5.500 kilómetros de líneas de transporte de energía que integran el Norte, Cuyo y la Patagonia, que se sumaron 5.000 megavatios al sistema nacional”, afirmó, y destacó el aporte de Yaciterá, las energías renovables y Atucha II.

Al subrayar que “hoy las tarifas son las mas competitivas de la región”, recordó que el parque automotor creció de 5 a 11 millones en diez años y que se generaron más de 8.000 megavatios nuevos. “Para la próxima década se buscará generar 10.000 megavatios más”, señaló.

 Reforma de Códigos

Además, ratificó que el Gobierno enviará al Congreso el proyecto de reforma del Código Penal. “En materia judicial tenemos una serie de iniciativas, muchas de las cuales están en condiciones de debatirse próximamente en este Congreso”, afirmó el jefe de Gabinete.

En este sentido, indicó que esas iniciativas “tienen que ver con reformas como la del Código Civil y Comercial y lo que significará el tratamiento del Código Contencioso Administrativo, la Ley orgánica del Sistema Penitenciario Federal y el anteproyecto en análisis del Poder Ejecutivo para el Código Penal”.

• Macroeconomía

En otro tramo de la exposición, defendió la devaluación de diciembre pasado. “En los últimos meses se ha generado un modelo a partir de la nueva política cambiaria, que estabilizó el tipo de cambio para generar estímulos a las economías regionales”, sostuvo.

Capitanich dijo que tras la devaluación, se registraron importantes entradas de flujo de capitales al país y se dio un ”salto extraordinario de la productividad de varios sectores, como el lácteo, carne, trigo maíz y soja” que atraen y obligan a nuevas inversiones.

“El sector agropecuario tuvo un expansión de la zonas sembradas, que superó las 20 millones de hectáreas, y ubica a la Argentina en el décimo puesto de los países con mayor siembra, siendo Estados Unidos el primero y Brasil el quinto”, consideró.

• Devaluación

“La política cambiaria y monetaria deben estimular el consumo. El BRCA no solo propició el estimulo de la banca en pesos, sino que buscó establecer los mecanismos para lograr financiamiento con un sistema regulado que canalice que el 5% de las carteras crediticias de los bancos vaya a pymes, para proyectos productivos, y el correlato en la política fiscal”, agregó. “Solo el 5% de los crédito a dos se da a tasa variable en la Argentina”, completó.

• Empleo

“La política de ingresos genera la discusión de los precios y los salarios. Los salarios se fijan en las paritarias, donde el Estado o los privados pueden ser empleadores”, dijo. “En 2002 teníamos 200 convenios colectivos de trabajo vigentes y ahora con 1.500 y la meta del Ministerio de Trabajo es llegar a 1650″, aseveró y aseguró que desde ese año se crearon “seis millones de puestos de trabajo”.

• Deuda

Las fuentes de financiamiento internacionales no es a través del mercado de capitales sino de los organismos multilaterales de créditos, como el Banco Mundial, el BID y la ex CAF. “La Argentina recibirá este año mas recursos externos que lo que tendrá que pagar en concepto de deuda e intereses”, dijo y aclaró que esos fondos se destinará a políticas públicas de infraestructura, como rutas y obras hídricas.

Según Capitanich, tras las gestiones iniciadas por el ministro de Economía, Axel Kicillof, con el Club de País para cancelar alrdedor de 10.000 millones de dólares, “el staff técnico del organismo ha remitido a los países (miembros) el informe y los países han hecho preguntas que ya han sido respondidas”.

Al destacar el proceso de desendeudamiento iniciado con la gestión de Néstor Kirchner, advirtió que el gobierno “no acepta imposiciones ni recetas de ninguna naturaleza para fijar la política económica”. 

• Tres objetivos

Antes de dar paso a las preguntas, Capitanich reveló los tres objetivos principales para el corto y mediano plazo. “El autoabastecimiento energético para reducir o eliminar la importación de energía y por eso es estratégico el rol de YPF, que con asociaciones con capitales cuanto ante lo hagamos será un mecanismo de ensanchamiento de reservas”, identificó.

En segundo término, postuló la reducción del déficit en la balaza comercial que arrojan “algunos complejos industriales de producción de bienes y servicios, como la industria automotriz, que genera 20.000 millones de dólares de desequilibrio”.

Por último, planteó la necesidad de “mantener el crecimiento sustentable y el mejoramiento de la calidad de vida” y enfatizó: “Estamos ante un gran desafío”.

Fuente: Ambito Financiero

Sin comentarios en ““No aceptamos imposiciones ni recetas para fijar la política económica””

Deja tu comentario