ECONOMIA

Kicillof y Giorgi reciben a automotrices por impuesto

El ministro de Economía, Axel Kicillof, recibirá hoy a los representantes de las automotrices que operan en la Argentina tras el desplome de las ventas del sector por la suba de precios en la que derivó la suba impositiva a los autos de lujo.

El encuentro será a las 10 en el Palacio de Hacienda, y estará encabezado por Kicillof y la ministra de Industria, Débora Giorgi.

El Gobierno pedirá explicaciones a los empresarios del sector por las fuertes subas de precios registradas en casi la mayoría de los autos que se comercializan en el mercado argentino, más allá del inevitable encarecimiento de los coches lujosos por la imposición oficial de un nuevo tributo desde el 1 de enero último.

Y los empresarios detallarán los escollos con los que el mercado se encuentra en la actualidad como para sostener las ventas, entre los que se destacan la inflación y el fuerte encarecimiento del crédito por la suba de tasas, derivada de la devaluación del 23 por ciento registrada en enero. 

Entre los empresarios, si bien hay expectativas por el encuentro, no se cree que haya hoy definiciones debido a lo amplio de la convocatoria. Además de los representantes de las terminales de 0 km, habrá importadores, concesionarios, autopartistas, gremialistas y legisladores. “Lo más probable es que se intercambien ideas y se cotejen las cifras que cada uno tiene del nivel de actividad. Se hablará de los impuestos internos y también de la suba de precios porque eso fue lo que remarcó la Presidenta”, dijo un empresario que participará de la reunión.

En cuanto al impuesto interno que impactó en los 0 km más caros, una las posibilidades que se analizaron en el equipo económico es una actualización de los valores a partir de los cuales se empieza a tributar. En diciembre, cuando se aprobó la medida, se establecieron dos niveles: de $ 170.000 y de $ 210.000 en el valor de los autos antes de impuestos. En ese momento, el dólar se ubicaba en $ 6,45, lo que equivalía a un 0 km de u$s 26.000 en el primer caso y de u$s 32.500 para el segundo. La idea será llevar esos topes al valor del dólar actual, alrededor de los $ 7,80. De esta manera, los nuevos topes se ubicarían en $ 205.000 y $ 250.000.

Pero desde las empresas esperan una corrección mayor, ya que ese ajuste volvería a la situación de comienzos de año, cuando comenzaron a derrumbarse las ventas. Sin embargo, una mayor flexibilización no es del todo aceptada por el Gobierno porque iría contra el objetivo de la medida, que era frenar la salida de dólares a través de la importación de autos.

Fuente: Ambito Financiero

Sin comentarios en “Kicillof y Giorgi reciben a automotrices por impuesto”

Deja tu comentario