NACIONALES

Scioli festejó nuevo índice en NY y prepara salida al mercado externo

No fue el único motivo de alegría para los bonaerenses. Fue imposible para los argentinos abstraerse de la última tapa de la revista The Economist, donde con el título “La parábola de Argentina” se relata el ejemplo para otros países que dejan 100 años de decadencia tras haber tenido en 1914 un PBI per cápita superior a Alemania y Francia.

Scioli festejó nuevo índice en NY y prepara salida al mercado externo

Daniel Scioli se fue ayer de Nueva York festejando con su equipo el anuncio del nuevo indice de inflación nacional que en Buenos Aires hizo Axel Kicillof. Se había pasado dos días pidiéndole tiempo y paciencia a fondos de inversión, bancos y empresas que solicitan ya precisiones sobre el futuro de la Argentina y poco interés tienen sobre el presente. En esa repetida arenga prometió, en público y privado, que Repsol, Club de París, y holdouts serían en breve temas del pasado. Una anticipación de candidato presidencial que anuncia en todo momento que los problemas que generó el actual Gobierno se corregirán antes de 2015 pero sin atacar a Cristina de Kirchner.Pero también había garantizado que el nuevo índice de inflación sería creible y en linea con los pedidos del FMI. El 3,7 % que anunció Kicillof sonó entre fondos en Nueva York como la inflación mas creible (aunque aún queden reservas) de los últimos años. Antes de despegar del Aeropuerto Kennedy el gobernador ya festejaba que una de sus promesas comenzaba a cumplirse. “Va a ser un salto cualitativo superior”, había prometido la noche anterior ante una centena de empresarios en Council of the Americas. Todos lo tomaron como un anuncio a su medida.

No fue el único motivo de alegría para los bonaerenses. Fue imposible para los argentinos abstraerse de la última tapa de la revista The Economist, donde con el título “La parábola de Argentina” se relata el ejemplo para otros países que dejan 100 años de decadencia tras haber tenido en 1914 un PBI per cápita superior a Alemania y Francia.

Pero los festejos por el resultado final de la visita taparon cualquier comentario. Es que, en realidad, el centro de las presentaciones de Scioli no estuvieron en el Council, sino en las reuniones que durante dos días mantuvo con decenas de fondos de inversión, siempre en reserva absoluta.

Scioli comenzó ayer el día con una maratón de reuniones en su hotel, el Peninsula. Afuera caía una de las nevadas más fuertes de esta temporada al punto que se declaró en emergencia a Nueva York y a Nueva Jersey. La única duda en ese momento fue si su avión podría despegar o no en caso que la tormenta no amainara. Por la tarde, la nieve se transformó en llovizna por ratos y dio un respiro.

La acción, en realidad, había comenzado el martes pasado, el día anterior de la llegada del gobernador a Nueva York en un avión privado.

Silvina Batakis, su ministra de Economía, arrancó ese día con la larga lista de bancos y fondos de inversión de una agenda que había organizado con la coordinación del presidente del Banco Provincia, Gustavo Marangoni y el ministro de la producción Cristian Breitenstein.

Batakis tuvo primero reuniones con representantes de fondos de inversión y con el estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP, el mismo que representa a la Argentina ante la Justicia de Estados Unidos.

No lo hizo Batakis por cuestiones de la deuda en default con los holdouts, sino que ese estudio también representa legalmente a la provincia de Buenos Aires en Nueva York. Batakis ventiló en esos foros los números de su provincia insistiendo en que de la crisis por el pago de los aguinaldos se llegó a un equilibrio fiscal técnico, con sólo $ 1800 millones de déficit.

Todas esas reuniones le confirmaron al Gobierno de Scioli que la provincia estará lista para volver a colocar deuda en el mercado internacional en mayo, cuando se anticipa que habrá noticias. Ningún operador local negó esa posibilidad sino que por el contrario la alentaron.

La mañana de Scioli en Nueva York arrancó ayer con un desayuno junto a Teodoro Roosevelt, bisnieto del presidente pero que esta vez concurrió en su rol de representante de un fondo de inversión y lobista del Partido Demócrata.

Mientras tanto, unos pisos más abajo en el mismo hotel, Marangoni, en rol de banquero, Batakis y Breitenstein animaban dos reuniones con fondos de inversión pequeños y más grandes,un desayuno con unas “20 cuentas”, como llaman a los concurrentes y 3 “one on one”. También hubo otro encuentro que le organizaron a Scioli y sus ministros el BNP y el City que llegaron desde Buenos Aires en paralelo con la delegación bonaerense.

Fuente: Ambito Financiero

 

Sin comentarios en “Scioli festejó nuevo índice en NY y prepara salida al mercado externo”

Deja tu comentario