POLITICA

El radicalismo pidió un “plan antiinflacionario”

La conducción de la UCR analizó el mensaje presidencial en una reunión con los equipos económicos del partido. Recibirán a Moyano.

El radicalismo pidió un “plan antiinflacionario”

Un día después de que la presidenta de la Nación hablara por cadena nacional para anunciar un aumento del 11,31% en las jubilaciones y también hiciera fuertes definiciones sobre la situación económica, en especial sobre el aumento de los precios, la plana mayor del radicalismo realizó una conferencia de prensa para fijar su posición. El escenario sirvió para aplicar el manual clásico de una fuerza opositora: realizar una lectura lapidaria de la situación y las políticas del gobierno para luego decir que están “dispuestos a dialogar para encontrar y aportar soluciones”.

Sentados detrás de la mesa que se había dispuesto en el tercer piso del Comité Nacional de la UCR estaban, entre otros, el presidente del partido, el senador Ernesto Sanz, el del bloque de diputados, Mario Negri, el de senadores, Gerardo Morales, y el economista Javier González Fraga, candidato a vicepresidente de Ricardo Alfonsín en las elecciones de 2011 y miembro de los “equipos económicos” de los boinas blancas.

“Otra vez la presidenta perdió la oportunidad de transmitir certezas y, por el contrario, con su discurso de ayer, (por el martes), sembró más incertidumbre”, dijo Sanz al iniciar el diálogo con los periodistas. “Se presentó como un gran logro un aumento del 11% a los jubilados cuando hay insumos, como los medicamentos, tan necesarios para la tercera edad, que después de la devaluación aumentaron cerca del 40%”, agregó el líder partidario de los boinas blancas. Y le pasó el micrófono a González Fraga, que estaba sentado a su lado derecho.

“Todo lo que sucede lo advertimos en el 2011–señaló el ex candidato a vicepresidente, rememorando sus intervenciones en aquella campaña–.Son errores acumulados por haber ignorado la inflación. Eso genera una psicosis con el dólar”. Al ser consultado sobre cuáles serían las posibles soluciones, González Fraga dio una respuesta muy similar a la que suelen brindar otros referentes de la oposición frente a este tema, evitó definiciones concretas. “No se trata de plantear ahora medidas. Lo primero es reconocer el problema y para eso necesitamos un índice de inflación creíble. No el del INDEC. Es la única manera de ponerse metas para bajar la inflación y trabajar sobre las expectativas inflacionarias, que son centrales.” Luego volvió al rol opositor y remarcó que “el gobierno, con sus medidas, está enfriando la economía”.

Del encuentro con la prensa también participó la senadora por Mendoza Laura Montero, que en la interna radical se alinea con Julio Cobos. A tono con sus correligionarios, Montero tuvo una lectura lapidaria de la situación: “Las economías regionales están mal y eso afecta las cuentas de las provincias y se han estropeado los mecanismos de vinculación con el mercado de capitales, (el sistema financiero internacional)”.

A su turno, los jefes de bloque de ambas cámaras, Negri y Morales, se limitaron a señalar que habían solicitado la presencia del jefe de Gabinete Jorge Capitanich y del titular de Economía Axel Kicillof.

Sanz, por otra parte, anunció que el martes de 18 de febrero recibirá, junto a otros dirigentes de su partido, a los sindicalistas Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, que vienen realizando una serie de encuentros con opositores no peronistas, luego de que Sergio Massa y José Manuel De la Sota los dejaran “plantados” en Mar del Plata.

Fuente: Tiempo Argentino

Sin comentarios en “El radicalismo pidió un “plan antiinflacionario””

Deja tu comentario