DEPORTES

El peor momento de Boca: arranca el torneo en plena crisis

Los resultados no acompañan. Los dirigentes amenazan con soltarle la mano a Bianchi y la gente comienza a dudar. Riquelme sigue entre algodones.

El peor momento de Boca: arranca el torneo en plena crisis

La semana parece ir de la mano con la realidad de Boca. El equipo de Carlos Bianchi tuvo un 2013 para el olvido y el 2014 comenzó llenó de lluvias y nubarrones en el horizonte. Dos caídas de tres puestas en escena frente a su archienemigo River son la estocada que siente en el cuerpo el tercer virreinato de la Ribera.

Lo cierto es que el Xeneize no ganó en todo el verano. Arrancó el año de la peor manera: con una derrota ante Estudiantes de La Plata. Luego vinieron los Superclásicos que dejaron un saldo de dos traspiés y una igualdad. Doloroso. Ayer con un equipo “muleto”, los de Bianchi cerraron la puesta a punto con una caída frente a Gimnasia y Tiro de Salta, conjunto que milita en el Torneo Argentino A. Y todo esto, toda esta crisis se siente como una pelota de nieve que fue bajando y creciendo por una pendiente a tan solo cinco días del estreno oficial.

Encima, el conjunto de la Ribera acumula la pesada carga de un 19º puesto en el Torneo Inicial y la lamentable ausencia de boletos de privilegio para la Copa Libertadores de América.

Para la puesta en escena 2014, el técnico cambió el dibujo táctico, reforzó la defensa, su zona más álgida, sabiendo que no queda más opción que ir a la caza del título. Sin embargo, los resultados, esos que no eran buenos en el cierre del Inicial siguen sin acompañar, pese a las movidas del Virrey por conseguir el objetivo de volver a ser protagonista.

Por lo pronto la dirigencia, encabezada por su presidente Daniel Angelici, comenzó a soltarle la mano al DT más ganador de la historia del club. Y el Virrey ya no es un intocable como en otras épocas. Se lo ve soberbio y pasa sobresaltos inesperados como el que vivió hace algunos días tras hacerse público su contrato. En consecuencia, será un año clave para Boca, ya que si los resultados no acompañan, el vínculo del técnico permite que pese a que le quedan dos años de contrato, este lo den por finalizado sin desembolsar ningún resarcimiento.

Otro que está en la misma lista es el máximo ídolo de la historia de la entidad: Juan Román Riquelme. El enlace no se tomó vacaciones y se quedó practicando en solitario con un especialista pensando en arrancar a la par de sus compañeros este 2014, donde su contrato llega a su fin. Pero el capitán recién podrá pegar la vuelta para la segunda fecha, donde está agendado el estreno en La Bombonera, ante Belgrano de Córdoba, en un encuentro que se llevará a cabo sin espectadores.

Pese a que ambos ídolos cuentan todavía con un gran porcetanje de respaldo desde la tribuna, lo cierto es que nadie se anima a asegurar que en el segundo semestre continúen al frente del plantel. Y es sabido que cuando los resultados no acompañan hasta al más grande talismán se lo pone en jaque.

Desde adentro se muestran preocupados por que las cosas no salen como se esperaban, y meten excusas diciendo que cuando la historia sea por los puntos todo va a ser diferente. Pero lo cierto es que Bianchi navega sobre nubarrones que parecen no tener deseos de disiparse, y si el clima no acompaña…

Fuente: El Gráfico

Sin comentarios en “El peor momento de Boca: arranca el torneo en plena crisis”

Deja tu comentario