NACIONALES

Evalúan montar un sistema de alerta de rayos

Especialistas del CONICET, el Ministerio de Defensa e ingenieros, entre otros, piensan en dispositivos que midan la intensidad de las tormentas eléctricas.

Evalúan montar un sistema de alerta de rayos

El gobierno bonaerense reunió ayer a especialistas para avanzar en legislación que reduzca al mínimo los riesgos por tormentas eléctricas y evite tragedias como la del 9 de enero, cuando la caída de un rayo terminó con la vida de cuatro jóvenes en la playa de Villa Gesell. La puesta en marcha de sistemas de alerta temprana y la introducción de cambios a los Códigos de Ordenamiento Urbanos en los municipios son algunas de las alternativas que se estudian.

La primera conclusión del encuentro convocado por el director ejecutivo del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), Hugo Bilbao, y el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, fue unánime: los especialistas del CONICET, el Ministerio de Defensa de la Nación, el IRAM, el Colegio de Ingenieros y el Consejo Profesional de Ingeniería en Telecomunicaciones, Electrónica y Computación (COPITEC) coincidieron en que la única medida frente a una tormenta eléctrica para quienes están en la playa, las sierras o el medio del campo es alejarse del lugar.

“No hay nada en los espacios abiertos que remplace a la prevención, todos los especialistas nos han indicado que eso es lo que dicen los textos científicos. En definitiva, es la misma conducta que se adopta en las playas o las sierras en países que tienen una intensidad de caída de rayos sustantivamente superior a la que tiene Argentina”, señaló ayer el titular del OPDS, Hugo Bilbao.

Los expertos, que emitirán un primer dictamen en diez días, ya plantearon algunas medidas para reforzar la prevención que podrían salir por resolución o decreto y no necesariamente por ley. Una alternativa sería montar un sistema de alerta temprano a través de dispositivos que midan la intensidad de las tormentas e indiquen a los guardavidas –en el caso de los balnearios– cuándo es necesario ordenar desalojar la playa. Los aparatos van desde los 400 a los 20 mil dólares, de manera que el financiamiento podría estar a cargo de los municipios y no sólo de los concesionarios privados.

No obstante, todos aclararon que la clave es respetar las órdenes del guardavidas. “El sistema de alerta puede mejorar el sistema, pero lo importante es hacer caso a lo que dice el guardavidas. Es importante que esté la bandera roja, sí, pero lo importante es hacerle caso; en este caso es lo mismo”, insistió el funcionario ambiental.

Mientras avanza la definición de las medidas, la provincia ya lanzó una campaña informativa con volantes y señalética en las playas donde se describen diez recomendaciones básicas con lo que se debe hacer y lo que no frente a una tormenta eléctrica (ver aparte).

La instalación de pararrayos y la polémica generada en torno a su uso también fue abordada en la reunión. Incluso, se tomó como material el documento elaborado por el INTI, que desaconseja el uso de esos dispositivos en espacios abiertos frente al pedido que había realizado la semana pasada el Ministerio de Trabajo –autoridad de aplicación de la ley vigente en la materia– a los balnearios marplatenses. Los funcionarios provinciales aclararon que “nunca se exigió pararrayos en la playa”.

“El Ministerio de Trabajo intimó a los balnearios a colocar pararrayos en las construcciones civiles de los balnearios a efectos de darle protección atmosférica a la gente que está dentro de la edificación. Bajo ningún punto de vista, ese pararrayo está destinado a dar protección a los turistas que están en la arena porque es imposible hacerlo, desde el punto de vista fáctico”, aclaró Bilbao.

Actualmente, la provincia se rige por la Ley Nacional de Seguridad e Higiene Nº 19.587 y su decreto reglamentario 351 del año 1979 que, en su artículo 102, establece que “los establecimientos e instalaciones expuestos a descargas atmosféricas poseerán una instalación contra las sobretensiones de este origen que asegure la eficaz protec­ción de las personas y cosas”. La cartera laboral es la encargada de controlar que eso se cumpla. El ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, dijo ayer a este diario que el nivel de infracciones este verano “rondó el 60%, lo que es una barbaridad”.

Qué hacer en caso de tormenta

Al aire libre: De encontrarse en playas o lugares abiertos, hay que buscar un lugar seguro como una casa o edificio. Y no salir en caso de que no sea absolutamente necesario.

Ante la posibilidad de una descarga eléctrica: Hay que adoptar la posición de seguridad en cuclillas, con la cabeza hacia abajo, lo más agachado posible. Las manos tienen que estar en la rodilla, tocando el suelo sólo con el calzado.

Los vehículos: Son un buen refugio, aunque es necesario quedarse sin contacto con las partes metálicas.

Los árboles: Nunca hay que refugiarse debajo de un árbol aislado. La humedad aumenta la intensidad del campo eléctrico y atrae la carga.

No correr: Al correr se crea una turbulencia del aire, y una zona de convección que puede atraer el rayo.

En la casa: No caminar sobre suelos húmedos o con calzado mojado. Mantenerse alejado de las ventanas y puertas abiertas, chimeneas, radiadores, estufas, cañerías, piletas y artefactos enchufados.

Lugares bajos: Evitar permanecer en lugares altos, pero los lugares bajos no deben ser quebradas ni ríos.

El agua: Evitar el contacto. El mar, ríos y lagos intensifican los efectos fatales de la tormenta.

Elementos metálicos o vallas: Hay que alejarse, podrían causar la muerte aun sin hallarse en contacto con ellos. Por eso se recomienta alejarse de toda maquinaria, vehículos o herramientas. Tampoco hay que retirar la ropa tendida en las sogas o alambres exteriores.

El teléfono : Los rayos pueden alcanzar la línea telefónica exterior durante la tormenta; también a los teléfonos celulares.

El auxilio: Las personas alcanzadas por un rayo reciben una poderosa descarga. En algunos casos, importantes quemaduras. No se debe temer auxiliarlas porque no retienen carga y pedir de inmediato asistencia médica.

Fuente: Tiempo Argentino

Sin comentarios en “Evalúan montar un sistema de alerta de rayos”

Deja tu comentario