MUNDO

“Las cosas privadas deberían tratarse en privado”

El presidente francés, Francois Hollande, esquivó preguntas de la prensa sobre su supuesta infidelidad con una actriz y dijo que se trata de un asunto privado, aunque prometió respuestas en el futuro cercano.

“Las cosas privadas deberían tratarse en privado”

En conferencia de prensa en París, Hollande rehusó contestar a un periodista si su pareja Valérie Trierweiler seguía siendo la primera dama y dijo que no era “ni el momento ni el lugar” para responder este tipo de preguntas.

“Estoy seguro de que usted entenderá mi respuesta, todos pueden atravesar desafíos en su vida personal, es nuestro caso. Son momentos dolorosos”, prosiguió el mandatario socialista.

Pero “las cosas privadas deberían tratarse en privado”, señaló el mandatario socialista ante la pregunta del periodista, que hizo notar que Francia necesitaría clarificar el rol de Trierweiler antes de visita de Hollande a Estados Unidos el mes próximo.

“Pero si no contesto ninguna pregunta sobre este asunto hoy, lo haré antes del plazo que usted ha mencionado”, agregó Hollande, en aparente alusión a su visita a Estados Unidos del 11 de febrero.

La semana pasada, la revista francesa Closer afirmó que Hollande, de 59 años y en pareja con Trierweiler, de 48, mantiene una relación amorosa con la actriz Julie Gayet, de 41 años.

El mismo día que se publicó la información, el viernes pasado, Trierweiler fue hospitalizada por el golpe anímico que le causó la noticia, y ayer se informó que deberá seguir internada entre seis y ocho días más.

En un comunicado enviado a la prensa ese viernes, Hollande no negó la información, pero pidió respeto para su vida privada y dijo que evaluaba demandar a la revista, algo que hoy dijo que no hará.

“Hay tribunales que pueden sancionar los abusos. Es una cuestión de principios (…)”, dijo, al tiempo que también descartó cambios en las leyes sobre el derecho a la intimidad durante su encuentro semestral con la prensa, que se extendió por casi tres horas.

“No, estoy en contra de cambiar las leyes por convenciencia personal. Pero mi indignación es total. En Francia somos un país de grandes libertades, pero tenemos respeto por la vida privada y la dignidad humana”, señaló en un patr de oportunidades.

Una periodista de Paris Match, semanario donde trabaja  Trierweiller, consultó al socialista si su audiencia privada del 24 de enero con el papa Francisco en el Vaticano no “cae en un mal momento”, al parecer en alusión al “momento doloroso” por el que Hollande dijo estar atravesando.

Pero el mandatario salió del paso al considerar que su reunión con Francisco le permitirá “avanzar para encontrar una salida política a la crisis Siria”.

El presidente dijo también que la primera dama de Francia no tiene un rol formal dictado por ley, pero que se trata de una práctica tradicional que cambia con los mandatarios.

“Lo que tiene que haber es trasparencia y, si hay cambios, publicarlos, anunciarlos”, afirmó Hollande, que agregó que los medios destinados a esa persona deben ser “conocidos y lo menos elevados posibles”.

En su artículo, Closer afirmó que Hollande visitaba a su amante Gayet en un departamento que ella tiene cerca del Palacio del Elíseo y hasta donde el mandatario se trasladaba en moto custodiado sólo por dos guardaespaldas.

La revista, que publicó fotos de un hombre con un casco que saluda a Gayet frente al edificio y afirmó que se trata de Hollande, dijo que documentó “una docena” de encuentros similares sin que lo notaran los servicios de seguridad franceses.

Esto generó cuestionamientos sobre la seguridad presidencial de parte de la prensa y la oposición, especialmente de Jean-Francois Copé, presidente del mayor partido opositor, la conservadora Unión por una Mayoría Popular (UMP).

Hollande dijo hoy que su seguridad es adecuada.

“Nunca he estado en peligro, que nadie se precupe, que en cada lugar del mundo donde me desplazo estoy seguro”, declaró Hollande ante mas de 600 periodistas acreditados en el palacio presidencial del Elíseo.

“Agradezco los sabios consejos del jefe de la oposición al respecto, pero existe un equipo de protección especial en cada desplazamiento”, agregó.

En la misma conferencia de prensa, Hollande detalló su “pacto de responsabilidad”, que “profundizará la baja del costo del trabajo” al eximir a las empresas del pago de cargas familiares de empleados a cambio de que éstas creen nuevos empleos.

La iniciativa, que promete conflicto con los sindicatos, le valió a Hollande ser calificado por varios periodistas como “socialdemócrata” o “liberal” y ser comparado con los ex jefes de Estado británico Tony Blair y el alemán Gerhard Schroeder.

El presidente socialista anticipó nuevos ajustes -15.000 millones de euros para este año y 50.000 millones más para 2017- al insistir en su “compromiso” de continuar con “la reducción del gasto público para equilibrar nuestras cuentas” y para “preservar el modelo social francés”.

Hollande, quien instauró nuevos impuestos en 18 meses de gestión por 30.000 millones de euros, aseguró que “el Estado dará el ejemplo”, al tiempo que anunció que impulsará una reforma en el financiamiento de las regiones.

Asimismo, subrayó que “perseguirá” y “cazará” a “los intolerantes, xenófobos y antisemitas” para “preservar la dignidad humana”, y reafirmó su intención de sancionar una ley que permita la eutanasia “sin polémicas ni divisiones”.

Entretanto, el cada vez más impopular mandatario defendió las intervenciones militares francesas en Mali y República Centroafricana, Africa.

“Francia debe asumir su rango y mantener su lugar en el mundo”, señaló.

Fuente: Télam

Sin comentarios en ““Las cosas privadas deberían tratarse en privado””

Deja tu comentario