DEPORTES

Fútbol para todos incluiría publicidad privada

Lo adelantó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien también habló con Julio Grondona sobre la “necesidad imperiosa de recursos”. Los clubes tienen cada vez más déficit y juegan sin visitantes.

Fútbol para todos incluiría publicidad privada

En 2009 el Estado en convenio con la AFA comenzó con la transmisión gratuita del deporte más popular creando Fútbol para Todos, y ha destinado unos  4 mil millones de pesos para el sostén del programa.

Los dirigentes de los clubes se quejan porque afirman que los recursos del programa no terminan llegando a sus arcas, cada vez más ahogadas.

La problemática fue abordada por el jefe de Gabinete Jorge Capitanich, quien reconoció que el Fútbol Para Todos es deficitario y abrió el juego para la negociación de publicidad con empresas privadas: “Estamos evaluando los mecanismos de conveniencia o no desde el punto de vista de la publicidad a los efectos de establecer la estrategia de financiamiento del programa“.

Otra de las voces “oficiales” que se escuchó en el mismo sentido fue nada menos que la de Julio Grondona, presidente de la AFA, quien no sólo manifestó una “necesidad imperiosa de recursos”, sino que además sugirió que próximamente el fútbol dejará de ser gratuito para todos: “Todos los argentinos tienen la posibilidad de ver gratis el fútbol. Si después podemos hablar con todos para decir que no sea gratis para todos hay que analizarlo bien: el que tiene, que colabore”.

Tras las declaraciones de Capitanich y Grondona, marcan que se estaría analizando que las transmisiones no sólo pasarán a tener publicidad privada, sino que volverá a ser pago, en principio por quienes cuentan con mayor poder adquisitivo.

Las quejas de los clubes

Luis Segura, presidente de Argentinos Juniors, fue uno de los primeros en blanquear el descontento. En declaraciones a Radio América, manifestó: “Hoy el fútbol argentino necesita soluciones de fondo y no parches. Hoy lo que los clubes reciben del Fútbol Para Todos no alcanza. Soportamos estructuras sociales, de deportes amateurs que el fútbol profesional ayuda y mantiene, como muchas otras cosas que hoy se están haciendo muy cuesta arriba. Los visitantes han salido de los estadios y los costos de seguridad no bajaron, hoy en el mundo del fútbol no hay inversores ni transferencias y la situación de los clubes se está volviendo muy difícil”.

Por su parte Julio Baldomar, vicepresidente de Vélez, expresó en Radio La Red: “La estructura del fútbol ha cambiado desde 2009 a partir de los nuevos contratos (ndr: cuando el Estado tomó el control del fútbol). Se dice que el gobierno pone 1200 palos (sic) y eso no es así; 1200 palos es el costo que tiene del fútbol pero al fútbol le llega una cifra inferior a esa. Pero el problema no es ese, el del reparto, sino lo diario. A nosotros, el partido con San Lorenzo, por dar un ejemplo, nos salió $500 mil, un partido en el que deberíamos haber sacado $3 millones de recaudación. Los contratos de los jugadores, la policía, todos los gastos los ponemos nosotros, que no tenemos otro tipo de ingreso que no sea el del Fútbol Para Todos”.

El dirigente del “Fortín” agregó luego: “Se hace difícil también jugar sin visitantes. Por momentos uno dice que sin ellos hay menos conflictividad pero a los clubes se les hace cada vez más difícil sostenerse sin ese ingreso porque uno sigue teniendo los costos de abrir la cancha, de la seguridad que corre por nuestra cuenta y de armar el espectáculo, y los números no cierran”.

Las voces se multiplican, como los problemas. El 17 de noviembre pasado, los jugadores de Colón no salieron a disputar su partido con Atlético Rafaela por la 16° fecha del Torneo Inicial 2013 en protesta por la falta de pago de los dirigentes del club. Fue un hecho inédito en la historia del fútbol de Primera División en la Argentina.

Aquella medida pareció en su momento aislada pero por estos días son varios los planteles que amenazan con el estado de rebelión. Los jugadores de All Boys decidieron suspender el inicio de la pretemporada por las deudas que mantiene la dirigencia, algunas desde hace siete meses.

En Quilmes, la intervención a último momento del presidente Aníbal Fernández, destrabó el conflicto latente también por las deudas con el plantel que estuvo a punto de no viajar a Tandil para comenzar la pretemporada.

Estudiantes, por su parte, comenzó los trabajos de cara al primer semestre de 2014 con el pasto sin cortar y las líneas de las canchas de entrenamiento del predio de City Bell sin marcar. Su técnico, Mauricio Pellegrino, quien asumió en abril de 2013, no cobró más de dos meses de sueldo.

Vélez, club modelo de gestión si los hay en la Argentina, reconoció sus dificultades para equilibrar las cuentas del club.

Finalmente, clubes como River, Colón, Racing e Independiente, por su parte, tienen deudas estratosféricas, y sus planteles pelean mes a mes por cobrar las deudas cada vez más grandes.

Fuente: Infobae

Sin comentarios en “Fútbol para todos incluiría publicidad privada”

Deja tu comentario