POLITICA

Las provincias ahorran $ 11 mil millones por la refinanciación de pasivos

La Rosada acordó prorrogar las deudas de 17 jurisdicciones a cambio de mejoras en indicadores sociales, laborales y sanitarios. Capitanich y Kicillof encabezaron ayer el acto donde estuvieron los gobernadores que recibieron auxilio. El único que faltó fue De la Sota.

Las provincias ahorran $ 11 mil millones por la refinanciación de pasivos

El desahogo financiero que tanto buscaban las provincias llegó ayer, a través de un acuerdo de refinanciación de deudas con la Nación anunciado desde el Salón de las Mujeres Argentinas de la Casa Rosada. Con especial protagonismo del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, que hicieron los discursos de apertura y cierre del acto, el acuerdo reunió a gobernadores y representantes de 17 jurisdicciones de las 18 previstas originalmente.

El único faltazo lo aportó el cordobés José Manuel de la Sota, quien avisó que no sería de la partida a través de un mensaje de texto (ver recuadro). Según el propio jefe de Gabinete, la refinanciación de los vencimientos de deuda con el Estado nacional que debían cancelar las provincias a partir del 1º de enero de 2014 implicará para las administraciones provinciales un “ahorro neto” de 11 mil millones de pesos.

Los beneficios para las provincias que adhirieron al acuerdo con la Nación incluyen una quita, una postergación de los pagos en condiciones muy favorables –refinanciación a 200 meses, con una tasa fija en pesos del 6% anual– y un plazo de gracia. En representación de las 17 provincias que firmaron el convenio, estuvieron los gobernadores Daniel Scioli (Buenos Aires), Catamarca (Lucía Corpacci), Juan Carlos Bacileff Ivanoff (Chaco), Martín Buzzi (Chubut), Ricardo Colombi (Corrientes), Sergio Urribarri (Entre Ríos), Eduardo Fellner (Jujuy), Luis Beder Herrera (La Rioja), Francisco “Paco” Pérez (Mendoza), Maurice Closs (Misiones), Jorge Sapag (Neuquén), Alberto Weretilneck (Río Negro), Juan Manuel Urtubey (Salta), Daniel Peralta (Santa Cruz) y José Alperovich (Tucumán). Por Tierra del Fuego y San Juan estuvieron los vices de ambas provincias, Roberto Crocianelli y Sergio Uñac.

Beneficios y compromisos

Según informaron a Tiempo Argentino desde la Jefatura de Gabinete, la refinanciación hará posible que esas 17 provincias –y no se descarta que se sume Córdoba, la 18– se beneficien con una refinanciación global de 11.683 millones de pesos en 2014. El cumplimiento y avance de los puntos acordados se irá renovando cada tres meses, a partir de la revisión de distintas metas de “indicadores sociales, laborales y sanitarios” que las administraciones provinciales se comprometieron a alcanzar. En la fijación y supervisión de esas metas tendrán injerencia ministerios y secretarías del gobierno nacional. Según supo Tiempo, entre los objetivos que deberán cumplir las provincias figura el compromiso de facilitar al Ejecutivo información –desagregada por categorías– de sus plantas de empleados públicos.

Otra de las obligaciones será aportar datos sobre las tarifas de los servicios públicos que estén vigentes en el distrito, con el detalle porcentual de los subsidios correspondientes. También se les pedirá que informen al Estado nacional cuáles son los complejos productivos estratégicos de la economía provincial. Además, tendrán que consignar el estado de los proyectos en marcha que estén vinculados a obras de infraestructura y que, una vez finalizados, permitirán crecer en competitividad. “Este convenio, que se renovará cada tres meses, prevé metas en materia sanitaria, educativa, fiscal, financiera, y también en inversión en infraestructura pública. Del mismo modo que existe la voluntad por parte del Estado nacional de la reprogramación de los vencimientos de capital e intereses, también debe existir por parte de los Estados provinciales una serie de compromisos y metas”, exhortó Capitanich.

En el acto estuvieron el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo (de su cartera depende la emisión de los Aportes del Tesoro Nacional, los famosos ATN, algunos de los cuales serán utilizados como mecanismo para descontar deuda provincial); el ministro de Planificación, Julio De Vido; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y el de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro.

KICILLOF. Primer orador del acto, el ministro de Economía repasó la historia de los desendeudamientos que el Estado nacional puso en marcha durante los diez años del kirchnerismo, canjes de deuda y refinanciaciones con los que salió a rescatar títulos y bonos provinciales. “Después de la tremenda crisis de 2001, bajo la presidencia de Néstor Kirchner se encaró un programa histórico de desendeudamiento para las cuentas públicas nacionales”, subrayó Kicillof. Luego recordó que, como continuidad de esas políticas, la presidenta Cristina Fernández creó en mayo de 2010 el Programa Federal de Desendeudamiento, que permitió la reestructuración de la deuda de 16 provincias por una suma total de 65 mil millones de pesos. El funcionario explicó que el acuerdo que se anunció ayer puede ser leído como la “extensión” de aquel Programa.

Cuasi monedas

Tras la presentación del acuerdo, Kicillof y Capitanich ofrecieron una conferencia de prensa junto a varios gobernadores. Al ministro de Economía le preguntaron por unas declaraciones recientes del gobernador correntino, Colombi, quien había advertido sobre la posibilidad de que su provincia emitiera una cuasi-moneda para cubrir sus problemas financieros. “Estamos tan lejos de esa situación que la verdad no merece comentario. No hay base ni económica ni financiera ni fiscal para pensar en eso”, sentenció.

Capitanich destacó que la refinanciación de deudas era “un motivo de satisfacción personal” porque respondía a una “tarea encomendada” especialmente por la presidenta con el objetivo de “ratificar la plena vigencia del federalismo”. «

De la Sota se resiste

La presencia del gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, era esperada ayer en el primer piso de la Casa de Gobierno. Su provincia estaba ante la posibilidad de refinanciar deudas con el Estado Nacional por 900 millones de pesos para el ejercicio 2014, lo que hubiera significado una oxigenación importante para la economía provincial. Sin embargo, a último momento, el propio De la Sota envió un mensaje de texto al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, para advertirle que ayer no iba a estar en el acto del Salón de las Mujeres Argentinas. ¿Cuál fue la razón del faltazo? De la Sota le dijo a Capitanich que había leído uno de los puntos del acuerdo que planteaba que la firma de la refinanciación comprometía, tanto a las provincias como la Nación, a ir encontrando alternativas de acercamiento para resolver los litigios judiciales que estuvieran pendientes entre los gobiernos provinciales y el Ejecutivo.

El mandatario cordobés le sugirió al jefe de Gabinete que ese artículo fuera modificado, ya que su provincia tiene varias causas pendientes con la Nación, entre ellas una demanda iniciada en septiembre de 2012 por la cual le exige a un organismo nacional, el ANSES, el pago de una supuesta deuda de 1040 millones de pesos que él atribuye a fondos previsionales no girados en 2011. Ayer, cuando le preguntaron por la ausencia de De la Sota, Capitanich dijo que el gobernador había tenido “algunas observaciones en una comunicación vía mensaje de texto”. Aunque enseguida aclaró que esas diferencias “no implicaban de ninguna manera la imposibilidad fáctica de suscribir el convenio”.

Fuente: Tiempo Argentino

Sin comentarios en “Las provincias ahorran $ 11 mil millones por la refinanciación de pasivos”

Deja tu comentario