NACIONALES

Intendentes bonaerenses reclamaron la estatización de Edesur y Edenor

Varios referentes políticos del Conurbano salieron ayer a plantear la intervención del Estado sobre las empresas responsables de la distribución de electricidad. Cuestionan las deficiencias operativas y la falta de inversiones.

Intendentes bonaerenses reclamaron la estatización de Edesur y Edenor

La situación que atraviesa la región metropolitana por causa de las interrupciones del servicio de energía eléctrica desembocó ayer en condenas de varios jefes comunales de la provincia de Buenos Aires, quienes salieron a reclamar el cese de los contratos de concesión de las empresas prestatarias y en algunos casos la estatización de la administración.

En diálogo con Tiempo Argentino, el intendente del partido de Morón, Lucas Ghi, evaluó el desempeño de las empresas como “lamentable” lo que, aseveró, “pone en la agenda la necesidad de discutir su continuidad al frente de la prestación”. Morón figura entre las localidades bonaerenses que sufrieron más cortes del suministro, lo que disparó un plan de contingencia municipal. La iniciativa consiste “en la canalización de las demandas de los vecinos por medio de las unidades de gestión comunitarias; en la comunicación permanente con Edenor para conocer los cortes puntuales; y en la gestión de soluciones urgentes a los casos que demandan mayor celeridad”, consignó Ghi.

Pero las falencias privadas quedan en evidencia en la decisión de la municipalidad de poner recursos a disposición de la empresa (en este caso Edenor) “a manera de colaboración y para que no tengan motivos para dilatar respuestas”. Las cuadrillas locales –explicó Ghi– “salieron del trabajo ordinario y están a disposición de la compañía”. El cuarto eje del programa, atiende las solicitudes de resarcimiento a los afectados.

El intendente moronense no ocultó su parecer respecto de la gestión empresarial. “Este modelo de prestación da cuenta de que las prestatarias no supieron dar una respuesta”, lo que a esta altura del problema “es insostenible para muchas familias de distintos barrios” de la localidad bonaerense. En lo concreto, Ghi propuso discutir estratégicamente el futuro de la prestación “para ver qué hacemos con estas empresas, que no están sabiendo administrar en estas coyunturas”. El modelo, lanzó el intendente, tendrá que estar en línea con los adoptados para “Aguas Argentinas, Correo Argentino, Aerolíneas, los ferrocarriles e YPF”, enumeró sobre la base de que “las inversiones que se hicieron fueron a instancias del Estado. Es necesaria otra operatoria, otra modalidad de gestión porque llegó el momento de una gestión más eficiente”, concluyó el hombre de Morón.

Otro municipio afectado por los cortes fue Lanús. El intendente local, Darío Díaz Pérez, coincidió con Ghi en la necesidad de discutir el futuro de las concesiones. En contacto con este diario, Díaz Pérez no ocultó su malestar con el desenvolvimiento de las privadas, que “son un un desastre total”, aseguró. Para el intendente de Lanús, la conducta de las prestatarias pone en evidencia a la vez su “incapacidad progresiva y su dificultad para actuar ante situaciones de coyuntura”.

En forma similar al caso de Morón, la municipalidad de Lanús también está poniendo a disposición sus móviles y recursos para complementar las tareas de Edesur. En concreto, “estamos asistiendo con agua y personal de bomberos y de defensa civil, además de asegurar presencia policial”, describió el intendente. “No podemos meter mano en los cables pero si presionar a las empresas porque no alcanza lo que hacen, tienen falencias en cuadrillas” consideró el jefe comunal del municipio sureño, quien reclamó “una estructura necesaria para estas coyunturas”. La conclusión de Díaz Pérez, en línea con Ghi, es que “hay que ver de qué manera el Estado puede hacerse cargo en forma progresiva”.

En forma previa al Congreso del PJ, que se realizó ayer en La Matanza, el intendente de Tres de Febrero, Hugo Curto, coincidió en que “hay que estatizar las empresas de electricidad, tal como se hizo con Aguas Argentinas, las AFJP y Aerolíneas” a manera de intervención estatal para solucionar la falencia de las empresas en el desarrollo de las inversiones.

En sintonía, el jefe comunal de Berazategui, Juan Patricio Mussi, lamentó la sucesión de “pequeños cortes en lugares puntuales” de su partido, a la vez que atribuyó las únicas inversiones que se realizaron en su territorio al Ministerio de Planificación de la Nación.

En tanto, el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, cargó desde la red social Twitter contra la gestión de Edesur, a la que reclamó que “cumpla con su obligación” porque “no es justo que por la ineficiencia de una empresa sufran las familias de nuestros barrios”.

Finalmente, el jefe político de Ituzaingó, Alberto Descalzo, aseguró ayer que “los intendentes estamos cansados por la mala atención de las empresas de energía”. Desde uno de los municipios que abastece la prestataria Edenor, Descalzo apuntó que “la responsabilidad es claramente de las empresas de energía eléctrica” y reclamó que se hagan “las inversiones necesarias para que esto no pase más”.

La cifra 5000 son los megavatios de más que se demandan en las áreas servidas por Edenor y Edesur entre 2003 y 2013, lo que representa un 111 por ciento de incremento.

Fuente: Tiempo Argentino

Sin comentarios en “Intendentes bonaerenses reclamaron la estatización de Edesur y Edenor”

Deja tu comentario