CIUDAD

Una adolescente recibió 16 perdigones durante la represión de una gresca a la salida de un matiné

“Yo quisiera saber quién dió la orden de tirar” reclamó Miguel Angel Camilieri, padre de la menor herida con balas denominadas posta-pedigones ulilizada por la policía para dispersar a los grupos que se estaban peleando en las inmediaciones del local bailable de Fuerte Argentino al 800. “Hay que ver el cuerpo de la nena con los impactos. Si ves una o dos balas, pero tiene 16, del pecho a la pelvis” describió. La nena permanece internada en el Hospital Municipal.

Una adolescente recibió 16 perdigones durante la represión de una gresca a la salida de un matiné

“Nunca había vivido un hecho así. Sé que la nena se está recuperando. En este momento está en observación, con suero y calmantes” dijo Miguel Ángel Camilieri, padre de Marianela, una de las chicas heridas durante el enfrenamiento entre dos grupos de jóvenes a la salida del boliche Chocolate, que fuera reprimido por la policía con balas especiales denominadas posta-perdigones. 

Es que en medio de los violentos incidentes a la salida de un boliche de Fuerte Argentino, la policía utilizó para dispersar la contienda las denominadas postas-pedigones. La bala no es única sino varias y esféricas. Se disparan en armas de ánima lisa y excepcionalmente algunas de ánima rayada. Se usan en caza-supervivencia dado que no es necesario apuntar con tanta precisión. También en tiro policial, por su contundencia y ausencia de rebotes, en entornos peligrosos.

En cuanto a los hechos, Camilieri relató “nosotros ni bien llegamos con mi señora, la vimos tirada revolcándose del dolor, con 16 impactos de bala de goma que deben ser dolorosos”.

Marianela contó a sus padres que “durante el transcurso de la madrugada, entre tantos grupos  que se estaban peleando, ella venía saliendo y vino la policía, se desbordó porque no daban abasto con la seguridad”.

Miguel Angel narró también que su hijo, los siguió en su moto al lugar, alertado por el llamado a su familia sobre la situación “cuando vió a la nena tirada en el piso con los impactos de bala, con el casco le pega a un patrullero e insulta a la policía. Al rato cuando venimos para la guardia del hospital nos damos cuenta que faltaba él y resulta que estaba detenido en la Segunda, incomunicado, hasta que lo lleven a Fiscalía”.

“Esto no puede pasar”, exclamó el padre de Marianela en declaraciones radiales. “Hay que ver el cuerpo de la nena con los impactos de bala. Nadie lo puede creer. ¡Yo mismo!”, reconoció. “Si ves una o dos balas, pero tiene 16, del pecho a la pelvis” describió.

Según los facultativos que asistieron  a la menor, los impactos se dispararon de entre 8 a 10 metros de distancia. “Estamos hablando de criaturas de 13, 14, 15, 12 -puntualizó-, que se van a divertir. No podés ir con una escopeta a tirar al “Tun Tun”.

Yo quisiera saber quién dió la orden de tirar” reclamó Miguel Angel. “Nadie sabe nada, ni nadie dió respuestas”.

Se sabe que eran dos las adolescentes heridas con perdigones que ingresaron al nosocomio. La segunda, fue dada de alta luego de las 2 de la madrugada.

 

 

 

Tres personas resultaron heridas: dos menores de 14 y 15 años que sufrieron disparos de balas de goma, y una empleada de seguridad de Chocolate, Karina Oranje (42), quien recibió un piedrazo en la cabeza.
Además, hay tres aprehendidos Matías Camilieri (19) y dos menores de 14 y 15 años. Están acusados de los delitos de resistencia a la autoridad, daños y lesiones.
El padre de una de las heridas, Miguel Ángel Camilieri,

Sin comentarios en “Una adolescente recibió 16 perdigones durante la represión de una gresca a la salida de un matiné”

Deja tu comentario