CIUDAD

“Nos trataron de giles: nueve horas diciéndonos que íbamos a tratar del presupuesto”

La frase pertenece al concejal Rafael Morini durante la sesión de este jueves del cuerpo deliberativo local, en la que sería tratado el presupuesto municipal, debate que finalmente no ocurrió. Los `nuevos´ ediles se excusaron por la falta de tiempo. Otros “se escudan detrás del pacto Breitenstein-Larraburu. Yo me asusto más del pacto Salaberry- Moirano. Esos pactos son los que le hacen mal a la sociedad” sostuvo el concejal del FpV-PJ.

“Nos trataron de giles: nueve horas diciéndonos que íbamos a tratar del presupuesto”

“Me voy preocupado sobre todo por cómo nos toman: nos dicen torpes, del otro lado nos dicen giles” sostuvo Morini al abrir su argumentación, aludiendo a los dichos de sus colegas, durante la sesión en que sería tratado sobre tablas el presupuesto comunal, hecho que finalmente no ocurrió por falta de consenso.

“La verdad es que, es la hora de sacarnos las caretas,  (a muchos les conviene mirar el celular -indicó observando a alguno de sus pares en el mismo recinto-),  y decir que lo que hicieron es tomarnos de giles muchachos”.

Y fundamentó: el “presupuesto se presentó en tiempo y forma”, y  ”todos los secretarios se dieron cita en el Concejo y todos los concejales, los que se fueron y los que vinieron, participaron y pudieron hacer preguntas”.

En el mismo sentido les reprochó que tuvieron “tiempo suficiente para saber qué íbamos a estar hablando en esta fecha, en la que no solamente se habla de Navidad, Año Nuevo, y de los cortes de luz. También hay otras responsabilidades” remarcó. “En este caso era el presupuesto”, puntualizó.

Y arremetió: “Algunos que se escudan dentro de este rótulo de `nuevos´,nos vieron mucha cara de giles” afirmó.

“Los felicito -les dijo irónicamente-. Muy bien llevada a cabo la estrategia de decirnos durante 9 horas que íbamos a poder tratar el presupuesto”.

Y continuó: “Que sí que no. Obviamente para otros mandados son más rápidos. Después me voy a ocupar de eso porque es otro tema” advirtió sin precisarlo.

“En este caso -el tratamiento del presupuesto-, lo único que querían es ponerle otro palo en esta rueda que es la ciudadanía de Bahía Blanca. Otra vez, minutos antes de bajar la escalera, la excusa de la falta de tiempo. Sí tuvieron tiempo para estar acá abajo -en relación al recinto de sesiones- para jugar al recreo” los acusó. “Podrían haber estado leyendo o preparando el despacho”, consideró.

Bajaron a la asamblea de mayores contribuyentes, y no sabían si iban al shopping o a votar. No votaban porque no sabían qué estaban tratando” aseguró el concejal por el FpV-PJ.

“Muchos se llenaron la boca en la campaña diciendo `yo vengo al Concejo a hacer lo mismo que mi jefe en la Cámara´-apuntó Morini en este caso a los concejales Gustavo Mandará y Sergio Massarella-. El jefe de ellos -por Marcelo Feliú- no trabó ningún presupuesto”.

Con lo expuesto anticipó una defensa: “No estoy tirando cualquier cosa. Estoy tratando de explicarles a la ciudadanía lo que hacen estos concejales de la oposición: buscan la desintegración ciudadana todos los días, sistemáticamente -afirmó.

Se escudan detrás del pacto Breitenstein-Larraburu. Yo me asusto más del pacto Salaberry- Moirano. Esos pactos son los que le hacen mal a la sociedad” sostuvo.

 

 

Sin comentarios en ““Nos trataron de giles: nueve horas diciéndonos que íbamos a tratar del presupuesto””

Deja tu comentario