POLITICA

Estado de alerta en el peronismo bonaerense

Los consejeros -en su mayoría intendentes y jefes territoriales- se congregaron para la asunción de Fernando Espinoza. En el temario del encuentro partidario, escueto, se coló una lectura interna sobre eventuales saqueos y el impacto de las protestas salariales: “Siempre que llega diciembre tenemos esta psicosis generalizada, después de 2001 y la huida de De la Rúa en helicóptero. Este año se potenció con los acuartelamientos de la policía”, explicó Espinoza

Estado de alerta en el peronismo bonaerense

En alerta, en su primera reunión formal, la nueva conducción del PJ bonaerense cerró filas en apoyo a Cristina Kirchner, en un clima enrarecido por temor a desbordes sociales y acicateado por los cortes de luz que se propagaron por el conurbano.

Este jueves, los consejeros -en su mayoría intendentes y jefes territoriales- se congregaron en la sede de Matheu 130 para la asunción de Fernando Espinoza, el jefe comunal de La Matanza que el domingo pasado fue ungido en elecciones internas partidarias.

En el temario del encuentro partidario, escueto, se coló una lectura interna sobre eventuales saqueos y el impacto de las protestas salariales que se adelantaron y, según coinciden, asoman complicadas.

“Siempre que llega diciembre tenemos esta psicosis generalizada, después de 2001 y la huida de De la Rúa en helicóptero. Este año se potenció con los acuartelamientos de la policía”, explicó Espinoza.

En contacto permanente entre ellos, los intendentes de los distritos más populosos montaron un operativo especial para neutralizar estallidos y hasta este jueves decían no haber detectado incidentes de relevancia en el conurbano.

“Estamos preparados”, aseguró Raúl Othacehé, de Merlo, que, aunque no especificó nombres, deslizó que hay “sectores que buscan la desestabilización” y “están interesados en que las cosas se pongan feas”.

Los intendentes reunidos en la sede del PJ coincidieron en que desde el gobierno nacional y el provincial hay un mecanismo de prevención y seguridad policial en toda la provincia para impedir eventuales saqueos.

Anoche, la mesa chica del peronismo provincial le daba las últimas puntadas al documento en “defensa de la democracia” y por la “paz social de fin de año”, cuyo eje era el respaldo al Gobierno, un gesto que también se extendió a la administración bonaerense, conducida por Daniel Scioli.

Con el objetivo de terminar de normalizar el sello, que estuvo a punto de perder la personería jurídica, el PJ convocó para el próximo viernes al congreso partidario, en la Universidad Nacional de La Matanza. Allí, se definirán autoridades de ese órgano, que aún están en discusión.

Fuente: N.A

Sin comentarios en “Estado de alerta en el peronismo bonaerense”

Deja tu comentario