POLITICA

Cargos: son de las personas o de los espacios

Se reabrió la polémica por la pertenencia de los sufragios. Buscan que quienes se vayan de los sectores por los que fueron elegidos dejen sus cargos. La caída de los partidos y la situación en otros países

Cargos: son de las personas o de los espacios

Este año estuvo colmado de lo que los académicos denominan transfuguismo y que en el mundillo político se conoce como “borocotización”. La decisión de Sergio Massa de romper con el Frente para la Victoria y conformar el Frente Renovador provocó que una cantidad importantísima de dirigentes políticos se vaya con el tigrense. Esto incitó a que se reabra el debate sobre si los votos son de las personas que disputan un cargo político o si pertenecen a las agrupaciones.

Antes de que finalice 2013 ingresó en la Legislatura bonaerense un proyecto para ponerles un freno a aquellos dirigentes que decidan cambiar de espacio político antes de culminar su mandato. La iniciativa fue presentada por el ahora vicepresidente tercero de la Cámara de Senadores, el radical Horacio López, en coautoría con su par del Frente para la Victoria Alejandro Dichiara, ambos de la Sexta sección electoral.

La iniciativa pretende que los intendentes, legisladores y concejales que se cambien de partido, agrupación o fuerza política antes de finalizar su período, renuncien a su puesto.

Si no lo hacen “serán removidos de pleno derecho y sancionados con una multa equivalente a tres (3) dietas” en caso de los legisladores y tres sueldos en caso de los intendentes, y además no podrán “postularse para cargo electivo de los enunciados, en la elección siguiente, en ningún partido, agrupación municipal o alianza política”, señala el escrito.

En diálogo con La Tecla, Carlos Selva, jefe comunal de Mercedes que hoy integra el Frente Renovador y que fue electo en 2011 por el Frente para la Victoria, se mostró en contra de que los alcaldes tengan que abandonar su cargo. “Hay que diferenciar entre nosotros y los legisladores. En el caso de los intendentes declararíamos la acefalía de la ciudad, porque no tenemos viceintendente que nos reemplace”, señaló, y aclaró que
“es distinto que se cambie un concejal.

A veces se dan situaciones graves porque se pueden romper los equilibrios de fuerzas y te puede poner en una situación de minoría”.

Julia Pomares, directora del Programa de Política y Gestión de Gobierno en Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), consultada por La Tecla sobre esta cuestión sostuvo que “hay dos temas para analizar. Un proyecto de ley de este tipo sería eventualmente inconstitucional. La Cámara Nacional Electoral dice que las bancas no son de los partidos, sino de las personas. El segundo tema es en qué medida una ley de este tipo lograría atacar el problema de fondo, que es que los partidos no están funcionando. No es un tema tan sencillo de regular porque, por ejemplo, aquellos que ingresan a la Legislatura y/o al Congreso dentro de una alianza, ¿qué sucede si se cambian de partido dentro de ese mismo espacio?”.

La politóloga indicó que “hay otras formas de regular el transfuguismo. Una de ellas, por ejemplo, que haya más incentivos para que los dirigentes se queden en su bloque. Otra discusión que hay que dar es cuando se dice que la banca es del partido; si es así, entonces el mandato es del partido, y el legislador no tiene la libertad para decidir algo por fuera de éste”.

Pomares se preguntó: “¿Hasta dónde la disciplina es buena? Es buena porque genera que sea gobernable una cámara legislativa, pero el legislador no podría votar por su pensamiento, debería hacerlo por el mandato del partido. Es una idea de representación que no tenemos más”. Con respecto a los cargos ejecutivos como intendente, señaló que “sería bastante controvertido”.

Para cerrar, la experta dijo que “hay que preguntarse si (crear una ley de este tipo) es la manera para evitar el transfuguismo, o si tiene que ser una conjunción de medidas que expliquen por qué los partidos políticos no son lo suficientemente atractivos para que el candidato tenga más incentivo para quedarse que para irse”.

Sin duda, avanzar en esta cuestión en el año venidero y comenzar el debate en la provincia de Buenos Aires marcaría un precedente en la política argentina, ya que en ningún punto de nuestro país se sanciona esto. Más allá de los cargos se demostraría madurez en la dirigencia política.

Fuente: La tecla

Sin comentarios en “Cargos: son de las personas o de los espacios”

Deja tu comentario