POLITICA

Gobernador de Tucumán fijo suba a los policías y los denunció por sedición

José Alperovich dio el aumento que lleva a 8.500 pesos el sueldo inicial. el Fiscal de Estado, Jorge Posse Ponessa, solicitó formalmente a la Justicia provincial el desalojo inmediato de los uniformados acuartelados en la Subjefatura de Policía.

Gobernador de Tucumán fijo suba a los policías y los denunció por sedición

El gobierno de Tucumán promulgó esta tarde por decreto los aumentos salariales a los policías que llevan a 8.500 pesos el sueldo inicial y pidió a la justicia que desaloje a los agentes que mantienen una protesta en la subjefatura de la fuerza de seguridad provincial.

El pedido de desalojo fue presentado por el fiscal de Estado, Jorge Posse Ponessa, en el marco de la denuncia para que se investigue por sedición e incumplimiento de los deberes de funcionario público a los 400 policías que ocupan la subjefatura en rechazo al aumento dispuesto por el gobierno.

Además, el Gobierno solicitó formalmente a la Justicia provincial el desalojo inmediato de los uniformados acuartelados en la Subjefatura de Policía. El pedido fue formulado por el Fiscal de Estado, Jorge Posse Ponessa, a la fiscal de turno, Adriana Reynoso Cuello, a quien también le requirió que, de resultar pertinente, “se tomen las medidas necesarias a los efectos de evitar la producción y continuidad de la posible comisión de los delitos de Sedición (artículo 229 del Código Penal) e Incumplimiento de los Deberes de Funcionario Público (artículo 250 del CP) que pudieren encontrarse desplegando”.

Posse Ponessa también evidenció que mediante Decreto Nº 3,927/3 SH, del gobernador, José Alperovich, “se dispuso el aumento salarial para el personal de las Fuerzas de Seguridad de conformidad con lo peticionado por sus representantes”.

Más temprano, unos 500 efectivos de Gendarmería Nacional llegaron a Tucumán para reforzar la seguridad en la provincia.

“Cerca de 500 efectivos de Gendarmería ya están en la provincia y nos reunimos para coordinar un trabajo conjunto que nos permita restablecer el orden público”, señaló comisario Víctor Sánchez, subjefe de la Policía de Tucumán.

Hoy, una distribuidora de Sancor, ubicada en Banda del Río Salí sobre la ruta de empalme que lleva a la Ruta 9, sufrió un ataque. De acuerdo con La Gaceta, trabajadores de la empresa y vecinos intentaban resistir en las primeras horas de la tarde el avance de un grupo de saqueadores.

Los vándalos habrían logrado ingresar a la planta y robar mercadería. Sin embargo, éstos fueron momentáneamente repelidos, en un enfrentamiento que según el reporte incluyó disparos.

Sánchez destacó que se brindará seguridad “con la presencia de Gendarmería y con el personal policial que no está plegado a la protesta”. Sánchez destacó que la comandancia de la fuerza nacional tiene asiento en Santiago del Estero y destacó que “ellos aportan móviles y personal en las calles”.

Por otra parte, el arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca, se ofreció como mediador para abrir un canal de diálogo con los policías que permanecen en la sede de la Subjefatura de Policía.

Tras dialogar con los autoacuartelados, Zecca tiene previsto dirigirse a Casa de Gobierno para reunirse con los funcionarios provinciales buscando un acuerdo al conflicto.

En Tucumán, el transporte público de pasajeros funcionará hasta las 21, en tanto que la actividad comercial fue parcial con muchos negocios cerrados y otros trabajaron con persianas bajas.

Por otra parte, no se dictaron clases en todos los niveles educativos de la provincia ni en las facultades de la Universidad Nacional de Tucumán y los bancos no abrieron.

Fuente: Infonews

Sin comentarios en “Gobernador de Tucumán fijo suba a los policías y los denunció por sedición”

Deja tu comentario