POLITICA

Policías protestaron en La Plata, sciolismo prepara una oferta

El gobernador pidió “prudencia” y adelantó el regreso de un viaje. El secretario de Seguridad y la ministra de Economía recibieron el petitorio de los uniformados, que siguieron patrullando las calles. La situación en el resto de las provincias.

Policías protestaron en La Plata, sciolismo prepara una oferta
En la mayoría de las provincias del país, los conflictos salariales con las fuerzas policiales parecían ayer haber dejado atrás los momentos de mayor tensión, mientras la autoridades abordaban los focos que persistían en Santa Fe, Entre Ríos, Chaco y Río Negro. Sin embargo, por la tarde se desató una sorpresiva protesta en La Plata, donde un grupo de agentes de infantería de la Policía Bonaerense salieron a las calles a exigir mejores sueldos.
Al cierre de esta edición, el gobierno bonaerense llevaba adelante negociaciones contrarreloj con los representantes de la protesta, para destrabarla lo más rápido posible y así evitar un posible “efecto contagio”.
Desde Brasil, donde se reunió con el ex presidente estadounidense Bill Clinton, el gobernador Daniel Scioli reclamó “prudencia” y aseguró que su gobierno siempre estuvo dispuesto a dar “incentivos” a los miembros de la fuerza. “Es importante la prudencia de todos los sectores cuando faltan dos días para que se cumplan 30 de años de democracia”, aseguró Scioli, que ayer mismo emprendió el regreso a la provincia.
La medida en la capital bonaerense arrancó al mediodía e involucró a unos 100 efectivos que no estaban de servicio, mientras el resto de las comisarías trabajaba con normalidad. Fue impulsada por el Sindicato Policial Buenos Aires (SIPOBA), después de que el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, anunciara aumentos en algunos rubros, como el plus por mantenimiento de uniforme, que pasará de 78 a 780 pesos, mientras se analiza un incremento salarial.
Descontentos con el anuncio, los policías reclamaron un sueldo de 12.500 pesos de bolsillo para un oficial y que se cumplan con las leyes y contratos laborales. Medidas similares se produjeron en varias comisarías de Mar del Plata.
Tanto Granados como la ministra de Economía bonaerense, Silvina Batakis, se reunieron con representantes de los efectivos en la cartera de Seguridad y pidieron tiempo a los efectivos para evaluar los reclamos. Voceros de Granados explicaron la voluntad del sciolismo de escuchar a los uniformados, reiteraron que varios de los puntos planteados ya estaban siendo estudiados y aclararon que no todos los pedidos pueden instrumentarse de forma inmediata, como ocurre con las modificaciones en las horas extras. Desde la gobernación también destacaron la decisión de los policías de no dejar de patrullar las calles, para que no se generen escenarios tan temidos como los que se vivieron en Córdoba.
EL MAPA. Los conflictos con las fuerzas policiales arrancaron la semana pasada con un acuartelamiento en Córdoba que provocó saqueos y se replicó en el resto del país. Mientras en la mayoría de las jurisdicciones ya se resolvieron o comenzaron a destrabarse las protestas, el fin de semana surgieron nuevos focos en Chaco y Entre Ríos.
En Chaco, policías se acuartelaron en varias comisarías de Resistencia en reclamo de un sueldo de 12 mil pesos, tras manifestar disconformidad con la oferta del Ejecutivo de regularizar los pagos de adicionales y la incorporación de 1200 nuevos agentes. En Resistencia, por temor a saqueos, los comercios cerraron sus puertas y las empresas de transporte público de pasajeros suspendieron los servicios.
En Entre Ríos, la fuerza amenazó con parar luego de varias movilizaciones en Paraná, Concordia y Gualeguychú. Para intentar desactivar la protesta, el gobierno entrerriano anunció una reunión para hoy con el jefe de la policía, Roberto Massuh, donde analizarán los reclamos.
Como medida preventiva, desde el Ministerio de Seguridad de la Nación  se enviaron unos 10 mil gendarmes y prefectos a muchas de las provincias para garantizar la seguridad. “Es inadmisible que la policía de distintas provincias repita el esquema extorsivo de Córdoba”, advirtió ayer el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, desde Santa Fe, donde desembarcó con 2000 agentes federales. “Más allá de los reclamos salariales, que no nos compete inmiscuirnos en este tipo de temática, hay una cuestión que es verdadera: la policía de todas las provincias tienen la obligación constitucional de velar por la seguridad de cada una de las poblaciones”, subrayó Berni.
El funcionario llegó a Rosario por pedido del gobierno de Santa Fe, donde la policía seguía de huelga tras el anuncio del gobernador Antonio Bonfatti de un pago único de 1500 pesos para la compra de uniformes y el compromiso de convocar en febrero a la primera paritaria para discutir el tema salarial.
En Santa Fe, la medida es impulsada por APROPOL, el gremio no reconocido que agrupa a miembros de la policía provincial y que la semana pasada fue denunciado por Bonfatti por impulsar un acuartelamiento similar al de Córdoba. APROPOL recibió el respaldo público de Raúl Maza, quien encabezó las protestas de Gendarmes en 2012, y convocó para hoy a la “familia policial” a una movilización en Rosario para pedir un básico de 13 mil pesos. De hecho, ayer Maza también se hizo presente en la protesta de los uniformados platenses, donde fue recibido con aplausos.
Ante el paro en Rosario, ayer eran agentes federales quienes patrullaban las calles de la ciudad. En respuesta al pedido de Bonfatti, el secretario de Seguridad arribó con 2000 efectivos de Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, Policía Federal y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).
La intendenta rosarina, Mónica Fein, destacó la presencia de estas fuerzas y la “rápida reacción de la Nación” ante el pedido de la provincia. Mientras tanto, el socialismo realizará hoy una convocatoria amplia a todos los sectores políticos en “defensa de la institucionalidad”.
En la mayoría de las provincias afectadas ya se lograron acuerdos salariales. En San Juan, los policías consiguieron una recomposición que llegará a 8500 pesos; en Catamarca se levantó la huelga tras un incremento del 45 %, y en La Rioja se acordó un aumento escalonado que llevará el sueldo básico a 9998 pesos a partir de abril de 2014, luego de un acuartelamiento el jueves pasado. En Neuquén, donde por tres días los policías acamparon frente a la jefatura, la actividad comenzó a normalizarse ayer por la mañana, como resultado de una oferta salarial de 10000 pesos.
Río Negro es una de las provincias donde la disputa continuaba. Ayer se intensificaron las protestas en Cipolletti, General Roca y Bariloche, y anoche se reunieron autoridades provinciales con representantes de los policías para comenzar a destrabar el conflicto.
Ayuda a comercios cordobeses
El gobierno de Córdoba anunció ayer que los más de 1000 comercios afectados por los saqueos ocurridos en la provincia como resultado de la protesta policial serán beneficiados durante los próximos meses con la condonación del pago por los servicios de agua, luz y gas, entre otras medidas para paliar las pérdidas.
El anuncio fue hecho por Jorge Lawson, ministro de Industria, Comercio y Minería cordobés. El funcionario explicó que hubo acuerdos “con distintas empresas y cámaras para que la ayuda sea completa y se haga efectiva en poco tiempo”.
En concreto, lo dispuesto por el delasotismo incluye la “condonación del pago de servicios, como gas, agua y luz, la entrega de mercadería en consignación, facilidades de financiamiento, reposición de mobiliario, condonación de alquileres y colaboración en la logística de traslado de mercadería y mobiliario”. Con ese fin, se dispondrá un listado de minoristas damnificados.
Mapa de los conflictos
En medio de sospechas de protección policial a narcos, el 3 de diciembre pasado las fuerzas de seguridad cordobesas se acuartelaron en reclamo de mejoras salariales. A pesar de que la medida había sido anunciada con anticipación, el gobernador decidió partir a Colombia para una reunión de mandatarios provinciales.
Por la noche se produjeron saqueos en diferentes comercios de Córdoba capital que dejaron una persona muerta, 200 heridos  y 1000 locales violentados. El pasado viernes, luego de negociaciones entre Berni, secretario de Seguridad, y el gobernador De la Sota llegaron 1200 gendarmes a la provincia.
En Santa Fe, ante la posibilidad de un escenario similar, el gobernador Bonfatti se reunió con Berni y anunció el pago de 1500 pesos para compra de uniformes para acallar la protesta. Además la hora de servicio adicional pasó de $45 a 54 y llegaron a la provincia 1880 gendarmes.
En Catamarca se desactivó una protesta luego de que la gobernadora local, Lucía Corpacci, accediera a fijar un sueldo mínimo de $ 7050 para los ingresantes y uno de casi $10 mil de base para los efectivos. También otorgó un complemento no remunerativo de $ 1000 pesos al escalafón de seguridad de la Policía y el Servicio Penitenciario.
En San Juan los uniformados aprobaron la oferta de un sueldo básico que pasará de $ 5400 a $ 8000, con la seguridad de que en enero de 2014 habrá actualizaciones cuando empiecen las discusiones salariales, por lo cual los policías podrían llegar a recibir $ 10 mil de básicos.
En Neuquén, los efectivos de la fuerza de seguridad provincial declararon un paro de actividades para pedir por aumentos salariales y se manifestaron frente a la jefatura policial. De todas formas, el ministro de Seguridad y Trabajo manifestó que la situación que se vive en Neuquén “es normal”.
Fuente: Infonews
Sin comentarios en “Policías protestaron en La Plata, sciolismo prepara una oferta”

Deja tu comentario