SALUD

La Argentina le declaró la guerra a las grasas trans

En 2014 se concretará un cambio del Código Alimentario por el cual se buscará eliminar el contenido de este tipo de ácidos grasos que afectan la salud.

La Argentina le declaró la guerra a las grasas trans

Las grasas trans son ácidos grasos de origen industrial, que fueron introducidos en la industria alimentaria a partir de los años 50 y, sobre todo, en los 60 para reemplazar las grasas saturadas de origen animal, ya que en ese momento comenzó a recogerse evidencia de que estas últimas aumentaban el riesgo de enfermedad coronaria. Así lo explicó en una entrevista con DoctorVid el doctor Adolfo Rubinstein, director general del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), tras disertar recientemente en el 39º Congreso Argentino de Cardiología y 24º Congreso Interamericano de Cardiología.

Según apuntó el experto, “la ventaja comparativa de las grasas trans era que no solamente eran más baratas, porque el proceso de formulación era bastante sencillo, sino que además tenían propiedades muy atractivas para los productores, como por ejemplo un mayor tiempo de conservación”.

Fue así -prosiguió Rubinstein- que la industria alimentaria comenzó a reemplazar todas las grasas por las grasas trans hasta que se llegó al punto de que una importante proporción de calorías de las grasas totales provinieran de este tipo de grasas industriales.

Sin embargo, el especialista señaló que a partir de la década del 90 comenzó a recogerse evidencia de que estos ácidos grasos trans aumentaban el riesgo de enfermedad coronaria, “y esta evidencia fue creciendo paulatinamente a lo largo de los últimos años, a partir de ensayos clínicos aleatorizados y grandes estudios observacionales“, enfatizó.

Desde entonces, muchos países comenzaron a tomar medidas con el objeto de combatir los riesgos para la salud derivados del consumo de grasas trans. “El caso más emblemático fue Dinamarca, que adoptó políticas nacionales para eliminar las grasas trans de los productos alimentarios; comenzó con una negociación voluntaria con la industria alimentaria y terminó con una legislación al respecto” , puso de manifiesto el director general del IECS.

EN EL PAIS

De acuerdo con el especialista, en la Argentina esta batalla empezó hace diez años, cuando la industria accedió voluntariamente a reformular los alimentos para reducir el contenido de grasas trans, aunque luego la iniciativa “fue acompañada por políticas activas de parte del Estado para obligar al etiquetado mandatorio de todos los productos y a la reducción parcial del contenido de grasas trans” , apuntó Rubinstein, quien subrayó que el proceso terminará el año que viene con un cambio en el Código Alimentario Argentino.

El Código Alimentario Argentino es un intrumento legal que reúne un conjunto de disposiciones higiénico-sanitarias, bromatológicas y de identificación comercial.

Este Código incluye disposiciones referidas a condiciones generales de fabricación y comercio de alimentos, conservación y tratamiento, uso de utensilios, recipientes, envases, envoltorios, rotulación y publicidad, junto con especificaciones de los diferentes tipos de alimentos, bebidas y aditivos.

La normativa tiene como objetivo primordial la protección de la salud de la población y la buena fe de las transacciones comerciales.

Según anticipó Rubinstein, el cambio del Código Alimentario Argentino instará a eliminar las grasas trans de cualquier producto de origen industrial, “justamente eliminando los aceites de origen industrial –llamados parcialmente hidrogenados-, que son la principal fuente de grasas trans”.

En cuanto al impacto que esta política adoptada por el país tendrá a nivel sanitario, el experto precisó que con ella se logrará una reducción de entre el 1 y el 7,5% de todos los eventos coronarios (fatales y no fatales), lo que implica que se evitarán entre 2.000 y 12.000 eventos por año. “Este es un ejemplo muy importante de sostenimiento de políticas públicas” , concluyó Rubinstein.

Fuente: Doctor Vid

 

Un comentario en “La Argentina le declaró la guerra a las grasas trans”

  1. Razón de peso. Grasas. (3ra parte) | PEDALEANDO says:

    [...] Grasas trans: Se obtienen a través de la hidrogenación de las grasas vegetales y por tanto se convierten en saturadas pero aún más perjudiciales porque elevan de manera peligrosa el LDL y los triglicéridos, pero no contento con ello, al mismo tiempo destruye el HDL (colesterol bueno). En mi opinión deberían estar prohibidas. Se encuentran en la bollería industrial, aperitivos salados y alimentos precocinados (ojo con los restaurantes de comida rápida). Benefician al fabricante por el bajo coste y la conservación del producto por más tiempo, pero es muy perjudicial para el organismo humano, aquellos que lo consumen regularmente tendrán a la larga problemas serios de salud.Fuente imagen: http://sintinta.com.ar/2013/10/23/la-argentina-le-declaro-la-guerra-a-las-grasas-trans/ [...]

Deja tu comentario