POLITICA

Quiénes son los posibles sucesores de CFK

La sucesión se impone en la agenda del justicialismo oficial y el anti K. Scioli, Urtubey, Urribarri y Capitanich, al igual que De la Sota y Massa, ya iniciaron su estrategia.

Quiénes son los posibles sucesores de CFK

El PJ vuelve a convertirse en la tertulia donde se debatirá la sucesión presidencial. Con fecha de elección de autoridades establecida (15 de diciembre), muchos apuestan a dirimir la contienda en Matheu al 1300.

Otros entienden que dependerá de los resultados electorales. El FpV tiene hoy como candidato autoproclamado a Daniel Scioli, un gobernador que cuenta con votos propios y una popularidad consolidada. Pero en la vertiente K la mirada está puesta en el, menos famoso, gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri. En la carrera también se alistan los mandatarios de Chaco, Jorge Capitanich, y de Salta, Juan Urtubey.

Por fuera asoma el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, y, como figura estelar, el ganador de las PASO en Buenos Aires, Sergio Massa, una figura que avanza con la intención de ser la superación K.

Cómo está la situación de cada uno de los dirigentes:

Daniel Scioli: A fuerza de perseverancia y mucha audacia en sus pasos, Daniel Scioli logró convertirse hoy en el principal candidato a la Presidencia en el universo PJ-K. No es amado por el justicialismo histórico, ni por el kirchnerismo puro, pero ambos sectores le reconocen la capacidad electoral, que permanece inalterable, pese a los vaivenes económicos y políticos (como fue la crisis con el campo o lo cotidiano de los sucesos de inseguridad). Para muchos, su blindaje resulta un caso de excepción, difícil de codificar.

El Gobernador, mientras tanto, sigue adelante en su campaña presidencial, que ya es un hecho.

En los últimos tiempos ha avanzado en la búsqueda de protagonismo en el ámbito del PJ nacional. Su presidencia nunca fue una dote real, pero en la última reunión del Consejo logró convertirse finalmente en el dueño de casa. A esto se suma su presencia en la campaña, que no lo compete directamente, ya que no es candidato, pero que lo mantiene en la escena popular.

Scioli comenzó también a tejer redes con sus pares de otras provincias, quienes hasta no hace mucho tiempo lo resistían. En paralelo, como es su estilo, sigue manteniendo contacto con figuras anti K, como Das Neves, De la Sota y Romero, a quienes busca integrar en un futuro 2015.

Sergio Urribarri: Muestra, sin duda y de manera evidente, la distinción entre ser “leal” y ser “soldado del proyecto”.

A diferencia de otros mandatarios, ha demostrado durante sus dos gestiones en Entre Ríos que responde de manera pasional a la lógica cristinista. Confrontó con los ruralistas en plena pelea campo-gobierno. Bancó la pelea por las papeleras en el tono que pedía la Rosada, y fue uno de los pocos mandatarios que cuestionaron los encuentros de Scioli con figuras anti K, como Julio Cobos.

Uribarri suena mucho en el ámbito cristinista porque es el preferido para sucederla. Tiene base PJ, discurso de caudillo y una impronta kirchnerista por demás probada, pero no tiene la ganancia electoral ni el nivel de conocimiento popular que tienen otros, como el caso de Scioli. Uribarri se menciona entonces como futuro jefe de Gabinete del nuevo equipo de CFK. Eso le permitiría jugar en primera y expandir su imagen. También le permitiría (aun cuando no sea finalmente candidato) acotar las expectativas de hombres fuertes del PJ que comienzan a delinear con ansias el poskirchnerismo. CFK necesita un candidato a la sucesión, y Uribarri se plantea como el elegido. “Donde diga Cristina que esté, voy a estar”, afirmó semanas atrás, en una de sus primeras entrevistas televisivas de alta audiencia. Y dejó en claro que “si la Presidenta me dice tenés que ser nuestro candidato, voy a ser el tipo más feliz del mundo”.

Juan Manuel Urtubey: Con la garantía de un padre juez de la Corte provincial y un tío funcionario nacional ( Julio Mera Figueroa), Juan Manuel Urtubey ingresó en la escena política con paso firme. No desilusionó a nadie, ya que cumplió a rajatabla el ABC del político salteño. Sin embargo, el joven gobernador perdió algo de brillo en el último tiempo, y pasó de ser un posible sucesor presidencial a una figura demasiado personalista y algo desgastada, con unas PASO que, si bien lo dieron por ganador, dejaron en evidencia que bajó su nivel de votos (pasó del 57 al 30 por ciento). Urtubey tampoco logró consolidar un lugar en el PJ oficial, aunque tiene presencia y voz en la discusión. Supo ser parte del PJ sub 45, junto a Sergio Massa, con quien lo une una amistad.

Jorge Capitanich: Integra el grupo de gobernadores del PJ que lograron superar airosamente las PASO, aunque con un menor porcentaje de votos que en la anterior elección. Es, además, una de las figuras de peso en la mesa chica del PJ nacional, y de hecho, el encargado de redactar los comunicados oficiales del partido. Todos le reconocen buen temple, habilidad política y gran capacidad de trabajo. Sin embargo, estas condiciones no le alcanzan hasta el momento para posicionarse como un candidato fuerte para 2015. Igual, pelea su espacio con fuerza, y fue uno de los que en la última reunión del Consejo del partido (convocada por Scioli) discutieron con fuerza el tono del comunicado. El gobernador de Chaco es uno de los nombres que se mencionan para integrar el futuro gabinete de la Presidenta, aunque no está claro cuál sería su función. Esto le permtiría volver a estar en el listado de posibles candidatos.

Sergio Massa: Decidió jugar por fuera del PJ oficial, no sólo en la instancia electoral, con su Frente Renovador, sino en su carrera futura a la Presidencia.

Su interés inmediato no es copar la estructura orgánica, sino capturar las voluntades del peronismo. Sabe que hoy muchos gobernadores y dirigentes lo cuestionan más por desconfianza que por enemistad. El jefe comunal de Tigre entiende que una exitosa elección en octubre provocará, inevitablemente, un cambio de actitud, y busca ser el encargado de reordenar el escenario PJ. Hace rato que se iniciaron los contactos, y éstos abarcan todas la variables. En algún punto, la idea del tigrense es similar a la de Scioli: convocar a todos los sectores del PJ para elaborar la sucesión. Aunque la diferencia radica en que el Gobernador de Buenos Aires pretende hacerlo por dentro y Massa, por fuera. En su carrera el intendente sumó al ex gobernador de Chubut Mario Das Neves, al actual de Santa Cruz, Daniel Peralta, y aceitó contactos con Carlos Reutemann.

José Manuel De la Sota: Tres derrotas debió sufrir para llegar finalmente a la gobernación de Córdoba. Ese dato marca, sin duda, la perserverancia de un hombre que, aun en las peores coyunturas, nunca dejó de lado su ambición de poder. De la Sota murió y resucitó varias veces, y hoy se constituye como uno de los caudillos del PJ, más allá de que no juegue en el terreno oficial. Pícaro por excelencia, quiere tener su lugar en 2015, y para eso ya tendió las redes en el marco del PJ y con los referentes de su sector anti K. Las PASO le ayudaron mucho a nivel local, donde su candidato, el ex gobernador Juan Schiaretti, le ganó al radicalismo con casi el 30 por ciento de los votos, y dejó fuera de juego al sector de Luis Juez. Sin embargo, en Buenos Aires, donde cerró una alianza apresurada con Francisco de Narváez y Hugo Moyano, el resultado fue negativo.

De la Sota no se desanima, porque apuesta a jugar desde la fortaleza que muestra en Córdoba. Su ex mujer Olga Ruitort, una de las opositoras más cruentas, también perdió espacio, por lo que el escenario territorial es hoy muy propicio para el mandatario.

Fuente: La Tecla

Sin comentarios en “Quiénes son los posibles sucesores de CFK”

Deja tu comentario