POLITICA

Marcha de caceroleros con una fuerte presencia de dirigentes opositores

Una nueva marcha de caceroleros denominada “8N” se realizará este jueves en el Obelisco, con una fuerte participación de dirigentes políticos opositores, para protestar contra el modelo de país que impulsa el gobierno nacional.

Marcha de caceroleros con una fuerte presencia de dirigentes opositores

A diferencia de la marcha concretada el 13 de Septiembre, donde los organizadores se presentaban como independientes de cualquier agrupación política, la realidad señala que ahora los caceroleros ya no podrán despegarse del intento opositor que busca capitalizar esa movilización.

Hasta las consignas han variado en estos dos meses transcurridos desde la primera protesta, cuando los reclamos se centraron en las restricciones a las importaciones y las dificultades para atesorar divisas con fines de ahorro. Hoy, cooptadas por los políticos opositores, las consignas solo se orientan a la crítica global del modelo económico y político instrumentado por el gobierno nacional.

Así, los principales protagonistas que en los últimos días han intentado sumar adherentes fueron el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri; su fundación “Pensar”; el gobernador cordobés, José Manuel de la Sota; el dirigente gastronómico, Luis Barrionuevo; el gremialista ruralista Gerónimo Venegas; el empresario agrario Eduardo Buzzi; el miembro del Consejo de la Magistratura, Alejandro Fargossi; el radical Rodolfo Terragno, ex jefe de Gabinete del gobierno aliancista, y el ex candidato a presidente del FAP, Hermes Binner.

Macri formalizó el último sábado su convocatoria a la marcha del jueves, al expresar que se “siente representado” por los ciudadanos “independientes” que organizan la marcha al Obelisco.

“Quiero decirles que el 8-N nos representa como argentinos y como hombres libres que queremos vivir mejor, con respeto, con tolerancia y poniendo la energía en construir y no en agredir”, apuntó Macri.

Este martes, miembros de su partido, el Pro, le reconocieron a Télam que realizaron volanteadas en distintas esquinas de la Ciudad de Buenos Aires para convocar a la marcha.

Por su parte, el titular de la Fundación Pensar, el ministro de Desarrollo Económico porteño, Ernesto Cabrera, dijo que “apoyamos una manifestación de este tipo, forma parte de una democracia. No hay que quedarse callado entre votación y votación, sino que hay que participar. Tenemos claro que no queremos mostrarnos capitalizando algo que pertenece a la gente”.

Además se sumaron al denominado 8N los diputados del heterogéneo sector opositor que alguna vez conformó en el Congreso el denominado “Grupo A”.

En este sentido se manifestaron el titular del bloque de la UCR en diputados, Ricardo Gil Lavedra; Ricardo Alfonsín, el empresario y diputado bonaerense Francisco De Narváez; la ex candidata a presidenta Elisa Carrio, los legisladores del duhalismo Eduardo Amadeo, del Pro Laura Alonso y Federico Pinedo, y la ex diputada menemista y ex ministra de Trabajo del gobierno aliancista, Patricia Bullrich.

Bullrich publicó en el sitio web de su partido (Unión por Todos) una serie de carteles con frases contra el Gobierno, para que los manifestantes impriman y lleven a la plaza.

En la anterior convocatoria, la ex ministra de Trabajo aliancista aportó una camioneta con un altoparlante desde donde se intentó dar orden a la protesta y guiar las consignas.

En ese sentido, Amadeo dijo por la red Twitter que “yo estuve unto con Bullrich y Pinedo el 13S e iremos calladitos el 8N también”.

En esa misma línea, Pinedo dijo en declaraciones periodísticas que “yo voy a ir porque ya fui las tres veces. A mí me molesta es que uno vive en un sistema democrático, uno elige a sus gobernantes y después los gobernantes se creen que tienen derecho para tener más poder ellos y quitarles los derechos a los demás, no”.

Por otra parte, después de confesar que volvió a dialogar con su añejo enemigo, Hugo Moyano, el sindicalista Luis Barrionuevo también le dio impulso a esta manifestación, convocada desde el 14 de septiembre, un día después de la última protesta, por  Twitter y Facebook.

“Vamos a acompañar masivamente con nuestra gente”, aseguró el líder gastronómico, que se volvió célebre en la década del noventa cuando se sinceró y dijo en un reportaje televisivo: “tenemos que dejar de robar por lo menos dos años”.

A su turno, el cordobés De la Sota también se refirió al cacerolazo durante un reportaje con un diario al que le dijo que “será una expresión lógica de la sociedad”.

En tanto, el dirigente de los ruralistas, Gerónimo Venegas, había señalado el 28 de octubre que no iba a participar “pero la gente debe marchar”, pero hoy expresó por twitter que “el 8N participará como ciudadano y no como dirigente”.

Desde la patronal agropecuaria, Eduardo Buzzi, de la Federación Agraria, señaló que “en 2008, hubo una solidaridad con un conflicto ajeno y una reacción de sectores urbanos contra el autoritarismo” y “me parece que lo del 8 de noviembre va a ser muy grande, no sé si vamos a estar nosotros”, pero “comprendemos la irritabilidad que hay en la población”.

Desde otro lugar de la oposición, la otrora candidata a presidenta Carrio señaló que “esta semana aparecerá el protagonista fundamental que es el pueblo y que el pueblo va poniendo una agenda a futuro. Ahora es la oportunidad y deben ir todos a Plaza de Mayo” y les pidió “a los políticos que no vayan”.

El diputado Francisco De Narváez reveló, en un reportaje televisivo, que no irá al Obelisco pero dejó en claro que sí tendrá quienes lo representen allí: “No voy a ir al cacerolazo del 8N, pero mi mujer y mis hijos sí”.

Alejandro Fargosi, miembro del Consejo de la Magistratura que bloquea la designación de los jueces naturales de juzgados de la Cámara Civil y Comercial, dijo que “es apasionante lo que está ocurriendo con el 8N”, relató que “está recibiendo mails, por parte de la gente para marchen ese día” y reveló que “fue el 13 y voy a ir a esta porque el país quiere un país normal”.

Otra de las dirigentes opositoras que hace días le agrega a sus comentarios -sobre todo en Twitter- alguna referencia a la convocatoria del 8 de noviembre es la diputada del PRO, Laura Alonso, una de las dirigentes opositoras que viajó a Venezuela a presenciar las elecciones y quedó expuesta por vaticinar la victoria de Henrique Capriles, quien resultó vencido por el reelecto Hugo Chávez.

Fuente: Télam

Sin comentarios en “Marcha de caceroleros con una fuerte presencia de dirigentes opositores”

Deja tu comentario