CULTURA

Un libro recorre los 135 años del tenis en la Argentina

“La Historia del tenis en la Argentina”, de Eduardo Puppo y Roberto Andersen, recorre la evolución del deporte de la raqueta desde 1877 hasta la actualidad, a partir de documentos, fotos y entrevistas a los más destacados jugadores del mundo.

Un libro recorre los 135 años del tenis en la Argentina

(Telam) – “La Historia del tenis en la Argentina”, de Eduardo Puppo y Roberto Andersen, recorre la evolución del deporte de la raqueta desde 1877 hasta la actualidad, a partir de documentos, fotos y entrevistas a los más destacados jugadores del mundo.

La obra, que demandó 54 años de investigación, fue iniciada en 1957 por  Andersen, a quien se le sumó Puppo en 1990 con el objetivo de dinamizar la publicación y aportar parte de su cuantioso archivo personal.

Los autores consignan que el deporte fue introducido en la Argentina en 1877: los registros hallados prueban que a partir de ese año comenzó a difundirse como una diciplina reglamentada en sintonía con las normas consensuadas en Gran Bretaña en 1874.

En los tres libros y el e-book que componen el volumen, se atesoran cerca de 6.000 fotos que ilustran las casi 3.000 páginas con anécdotas y testimonios de los tenistas más importantes de todos los tiempos como Rod Laver, Martina Navratilova, Ilie Nastase, Björn Borg, Jimmy Connors, John McEnroe, Ion Tiriac, Mats Wilander y los argentinos Enrique Morea, Guillermo Vilas, José Luis Clerc y Gabriela Sabatini.

La obra dedica un espacio preponderante a la trayectoria de Guillermo Vilas, el jugador que marcó un antes y un después en este deporte en el país: los textos evocan distintos hitos de su carrera, entre ellos la trastienda de su famoso golpe ‘la Gran Willy’, su records, aún vigentes y su enemistad con José Luis Clerc, en la Copa Davis.

Sobre el alguna vez número dos del tenis mundial, hay testimonios de sus más célebres rivales -Wilander, Connors, Borg, McEnroe y Tiriac, entre otros-, además de un artículo que fundamenta las razones por las cuales no alcanzó el primer puesto del ranking en 1977 tras ganar dos torneos de Grand Slam, Roland Garros y el US Open.

“A nuestro tenis le costó ‘demasiado’ tenerlo a su favor, tal vez, porque estamos acostumbrados a manejar la mezquindad y no la grandeza, pero es indudable que cientos de cerrojos del tenis se destrabaron gracias a Vilas”, explica Puppo.

“Lo que hizo en 1977, muchos no pueden ni podrán entenderlo: ganar 16 torneos en menos de 10 meses o tener una seguidilla de tantos partidos ganados es algo que será muy difícil de superar. De hecho, las marcas conseguidas por Rafael Nadal fueron en dos temporadas y no en una”, precisa el periodista.

Para Puppo, Vilas fue el desencadenante de revolucionarios avances en el deporte, como los efectos y la fuerza física: “Más allá de los que intentaron minimizar su talento, creó un estilo y lo depuró al máximo”, argumenta.

Otro capítulo destacado está dedicado a Gabriela Sabatini -la mejor tenista que tuvo la Argentina- a través de textos que recorren sus inicios de la mano de Palito Fidalgo, su primer torneo profesional, sus duelos con Steffi Graf y el respeto que imponía incluso a jugadoras como la ex número uno Martina Navratilova.

“Fueron años de obsesiva investigación. La mayoría de los jugadores más longevos entrevistados entre 1957 y 2000, ya fallecieron y eso le da más valor aún al libro porque ellos fueron los que nos trasladaron los genes de la historia del tenis argentino”, destaca el autor.

Varias veces, Puppo y Andersen postergaron la salida del libro: una de ellas estuvo relacionada con la rutilante aparición de Juan Martín del Potro, quien en pocos meses pasó de ser un desconocido a meterse en la elite del tenis mundial tras ganarle en 2009 al suizo Roger Federer la final del US Open y obtener de esta manera su primer título de Grand Slam.

Sobre él, escribe en el libro su primer entrenador, Marcelo Gómez, quien relata el primer día de Juan Martín en el club Independiente de Tandil.

“Me acuerdo el día en que la mamá lo trajo. Tenía 6 años y me contó que se la pasaba todo el día pegando la pelota contra las paredes con una raqueta que le habían regalado a los 2 años”, evoca Gómez.

Y añade: “Desde que Del Potro debutó en la competencia a los 10 años, mostró una gran actitud para competir frente a las dificultades de un partido. Siempre quería ganar, sin importarle si el rival era mejor o si lo superaba en edad o potencia. El se las rebuscaba para compensar las diferencias físicas o tenísticas”.

También hay un tomo entero dedicado ala Copa Davis-esa gran cuenta pendiente del tenis nacional- en el que los autores recorren el camino de finales y polémicas por igual que esa emblemática competencia arrastró a través de los años.

El libro acaba de ingresar al Salón dela Famade Newport, en los Estados Unidos, el más importante del mundo tenístico, para transformarse en el primero de Latinoamérica en lucir en sus vitrinas.

“Cuando los representantes del ‘Hall of Fame’ estuvieron enla Argentinapara premiar a Gabriela Sabatini, les acercamos un ejemplar. Cuando nos enteramos que lo colocaron en el museo sentimos mucho orgullo porque está ubicado en el mismo lugar donde todos  los tenistas quieren llegar”, expresó Puppo.

Sin comentarios en “Un libro recorre los 135 años del tenis en la Argentina”

Deja tu comentario