ECONOMIA

Las canastas de indigencia y pobreza subieron más que la inflación

La medición del Indec indicó que en julio el promedio de precios de alimentos básicos para una familia tipo aumentó 1% y la que agrega a los servicios esenciales, 1,4%. Marcaron una amplia brecha con el alza de 0,8% que detectó para el conjunto de los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires y los partidos del GBA

(Infobae) De este modo, una vez más, del sondeo del organismo oficial surge que el incremento de los precios al consumidor fue de nuevo sustancialmente menor para los sectores de mayores ingresos.

La brecha resultó marcadamente más alta en comparación con un año atrás, puesto que, frente a 9,9% que midió la inflación general, la canasta básica de alimentos se encareció 14,1% y la que suma los servicios 14,8 por ciento.

De este modo, según el Indec, una familia de dos adultos y dos menores debió reunir en julio ingresos conjuntos superiores a $688,37 para no ser considerada indigente y $1.528,57 para no caer por debajo de la línea de pobreza.

Esos valores se ubican notablemente por debajo del salario mínimo, vital y móvil de $2.300 y más aún de los $2.950 que se calcula para los trabajadores que se desenvuelven en la informalidad.

Sin comentarios en “Las canastas de indigencia y pobreza subieron más que la inflación”

Deja tu comentario