MUNDO

La ONU teme una nueva crisis alimentaria

Después de tres meses en descenso, los precios mundiales de los alimentos treparon un 6% en julio, en una perspectiva alcista que generó alarma por una potencial crisis alimentaria global como la que tuvo lugar hace cinco años.

La ONU teme una nueva crisis alimentaria

(La Nación) – Después de tres meses en descenso, los precios mundiales de los alimentos treparon un 6% en julio, en una perspectiva alcista que generó alarma por una potencial crisis alimentaria global como la que tuvo lugar hace cinco años, advirtió ayer la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Las preocupaciones por un clima extremadamente caliente y seco en la zona central de Estados Unidos dispararon los precios de la soja y el maíz a niveles récord el mes pasado, una tendencia que arrastró a los alimentos en general y obligó a la FAO a revertir sus pronósticos bajistas para 2012.

El Indice de Precios de Alimentos de ese organismo, que mide mensualmente los cambios de precios de los productos de una canasta básica, promedió 213 puntos en julio, doce puntos más que el mes anterior y una cifra similar a la de abril último, indicó la FAO a través de un comunicado.

El nivel del mes pasado está aún por debajo de un récord de 238 puntos alcanzados en febrero de 2011, pero cerca de los niveles registrados durante la crisis alimentaria de 2007-2008, precisó.

Hace cinco años, una combinación de un alza del petróleo, un uso creciente de los biocombustibles, el mal clima, las subidas en los mercados futuros de granos y políticas proteccionistas impulsaron los precios.

La crisis alimentaria derivó entonces en violentas protestas en países como Egipto, Camerún y Haití.

“Esperamos que esta vez no se apliquen malas políticas y que no se intervengan los mercados mediante restricciones. Si eso no ocurre, no veremos una situación tan seria como la de 2007-2008″, opinó el economista y analista de granos de la FAO Abdolreza Abbassian.

Los precios altos “penalizan a las poblaciones pobres de numerosos países que dependen del mercado mundial para importar sus alimentos”, remarcó el especialista. Agregó que la apreciación del dólar empeora el escenario.

Los motivos

El índice del precio de los cereales alcanzó los 260 puntos, 14 puntos menos que su récord absoluto, alcanzado en abril de 2008, recuerda la organización.

Hay dos factores que explican principalmente este aumento. Por un lado, la sequía en Estados Unidos -la peor que registra la zona central en 56 años-, que alentó los precios del maíz en casi un 23% en julio.

En segundo lugar, la caída de la producción en Rusia, que también sufrió problemas climáticos, mientras que la demanda se mantiene debido a las reservas limitadas de maíz. En consecuencia, el precio del trigo subió 19%.

Por su parte, el precio del azúcar se disparó un 12% y alcanzó un récord de 324 puntos por las condiciones meteorológicas adversas en Brasil, principal exportador mundial, así como en la India y Australia.

Sin embargo, según el informe emitido ayer, los precios internacionales de la carne, el arroz y productos lácteos apenas sufrieron cambios.

Sin comentarios en “La ONU teme una nueva crisis alimentaria”

Deja tu comentario