SALUD

Higiene del sueño: dormir bien

Dormir mejor y sentirse descansado al despertar mas que relacionarse con las horas de sueño, tiene que ver con la calidad de las horas dormidas. Muchas personas necesitan 6 horas para sentirse descansados, mientras otras requieren de muchas más; no obstante, el sueño mínimo continuado es de 5 horas.

Higiene del sueño: dormir bien
Dormir mejor y sentirse descansado al despertar mas que relacionarse con las horas de sueño, tiene que ver con la calidad de las horas dormidas. Muchas personas necesitan 6 horas para sentirse descansados, mientras otras requieren de muchas más; no obstante, el sueño mínimo continuado es de 5 horas. A continuación te presentamos algunos consejos para que cuides tu higiene del sueño y tus horas de reposo.
“Se entiende por higiene del sueño la armonización que debe existir en la persona con el medio ambiente, y consigo misma en los momentos previos al ir a dormir y al acostarse a fin de tener un sueño que sea adecuado para la mantención de la salud y bienestar. Es decir, comprende las condiciones y las actitudes que permitan un buen descanso y un sueño que cumpla con los requerimientos de tiempo, horarios, mantención y satisfacción del buen dormir”, señala el neurólogo Dr. Fernanso Schifferli, director de la Clínica del Dormir.

Existen algunos trastornos del sueño que pueden llevarnos a no descansar adecuadamente durante la noche, éstos son: insomnio, dificultad para dormirse o mantenerse dormido; apnea del sueño o interrupciones de la respiración durante el sueño; síndrome de las piernas inquietas, sensación de hormigueo o picazón en las piernas; parasonmias como sonambulismo y terrores nocturnos; y narcolepsia, tendencia irresistible a la somnlencia excesiva, entre otras.

Asimismo, un mal dormir también puede conllevar a padecer ciertas patologías como: síndrome metabólico o diabetes melitus tipo 2, alteraciones neuroendocrinológicas como el ovario poliquístico e irregularidades menstruales en los periodos de stress, hipertensión arterial y enfermedades vasculares y cáncer (mama y tubo digestivo), por la deficiencia crónica del dormir o los retrasos en las horas de acostarse.

Es muy importante acudir a un especialista si se cree que se padece algún trastorno del sueño, pues las personas que no duermen las horas necesarias o duermen mal son propensos a desarrollar enfermedades como depresión, pánico, déficit atencional y cuadros de dolores (por ejemplo, fibromialgia o fatiga crónica). Además, éstos individuos tienen más probabilidades de sufrir accidentes laborales y automovilísticos, debido a la somnolencia excesiva diurna.

Consejos para un buen dormir

Según el Dr. Fernanso Schifferli de la Clínica del Dormir para un buen dormir es importante “prepararse en forma paulatina para el momento de acostarse”, para lo cual es recomendable:

No comer alrededor de 2 horas antes de irse a dormir.
Evitar situaciones estresantes familiares o programas de la televisión que alteren las emociones y sentimientos.
Evitar consumir cafeína, bebidas irritantes al estómago o burbujeantes, sustancias ácidas, cacao o chocolate, condimentos y en especial el alcohol
No consumir bebidas estimulantes.
En personas roncadores o que sufren de apneas, está prohibido la administración de medicamentos con efecto relajante muscular.
Utilizar el dormitorio sólo para dormir y la intimidad, no convertirlo en su lugar de trabajo, para comer u otra actividad.
Realizar alguna actividad relajante antes de acostarse.
Si no se logra dormir luego de intentarlo durante 20 minutos, es recomendable levantarse, dirigirse hacia otra habitación y realizar una actividad relajante.

Sin comentarios en “Higiene del sueño: dormir bien”

Deja tu comentario