ECONOMIA

La suba del costo laboral en la industria frenó la creación de empleos

Después de un virtual estancamiento del ritmo productivo agregado del sector manufacturero entre 2008 y 2009, en 2011 se asistió a una notable tonificación. Pero los datos parciales de 2012 indican que se pasó a un estadio de contracción en intensidad variada y sin expectativas de superación.

(Infobae) – A partir de los últimos datos del Indec el Instituto de Estudios Laborales y Sociales de la UCES observa un “nuevo período en que la próxima reactivación volverá a estar impulsada más por el uso de la capacidad ociosa que por emprendimientos que creen puestos”.

“Salvo casos puntuales, como la producción de cigarrillos, la actividad de imprenta y editoriales, la refinación de petróleo y la de equipo de transporte, excluido automotores, 2011 fue un año de apreciable aumento de la actividad fabril agregada, que redundó en una significativa tonificación del empleo y de las horas trabajadas, en comparación con el modesto desempeño del cuatrienio”, comienza la última investigación del Idelas-UCES.

Además, el trabajo observó que, “producto de la notable dinámica del costo laboral en comparación con la política de contención del tipo de cambio, se intensificó la inversión productiva en máquinas en varias industrias, fenómeno que contribuyó a potenciar el incremento del rendimiento del factor trabajo”.

Pero considera el estudio que “sorpresivamente, sobre el cierre del último año, y con la confianza que otorgó el claro respaldo a la gestión de gobierno el abultado triunfo electoral, comenzaron a instrumentarse medidas de política económica que, en coincidencia con un escenario internacional menos expansivo que el que se proyectaba, provocaron un abrupto cambio de tendencia en los sectores más fuertes”.

Además, el Idelas-UCES “advierte una asignatura pendiente en el mercado de trabajo, puesto que casi todo el esfuerzo del crecimiento fabril se sustentó en la modernización moderada del acervo productivo, pero prácticamente no generaron expansión del empleo neto registrado global, en comparación con 14 años atrás.

“Mientras que el índice de producción industrial del INDEC aumentó en nueve años 129,9%, el de obreros ocupados y de horas trabajadas se elevó 44,3% y 46,1%, respectivamente”, indica el estudio.

Sin caja no se sostiene la inversión
Al respecto, los expertos de Idelas-UCES sostienen que “la restricción a la creación de empleos netos, pese a que la oferta global, según la tasa de crecimiento vegetativo de la población, es de 1% por año y se explica por el persistente deterioro del margen de rentabilidad de las empresas”.

Pero también agrega el trabajo que contribuyó a ese cuadro “la persistencia por más de una década del estadio de default de una parte de la deuda pública que impuso un cepo a la captación de crédito internacional”.

También menciona el informe como restricción “la política de precios administrados y de creciente presión fiscal en los tres órdenes de gobierno: nacional, provincial y municipal, porque minaron las perspectivas de crecimiento sobre la base de inversiones de envergadura, salvo casos puntuales de sectores con regímenes ad hoc, como el automotriz, el textil y algunas ramas de pequeñas y medianas empresas”.

“Pero esas actividades también comenzaron a transitar por trabas para su desarrollo y crecimiento, a partir de restricciones que desde comienzos del 2012 se fijaron a las importaciones, incluidos insumos esenciales para la producción, como máquinas y equipos para renovar el acervo productivo, que se sumaron a las ‘sugerencias’ de no retribuir con dividendos”, concluye la investigación privada.

Sin comentarios en “La suba del costo laboral en la industria frenó la creación de empleos”

Deja tu comentario