DEPORTES

Bolt sigue siendo el hombre más rápido de la Tierra y es record olímpico

Corrió los 100 metros a 9s63 y se quedó con la medalla dorada en la competición más esperada de los Juegos; otro jamaiquino Yohan Blake, y Justin Gatlin, de Estados Unidos, completaron el podio

Bolt sigue siendo el hombre más rápido de la Tierra y es record olímpico

(Por Juan Manuel Trenado para La Nación). Son tantas las figuras del mundo de la velocidad del atletismo que todos quedaron confundidos durante un par de horas después de las semifinales. Como para la definición se clasificaron los cuatro hombres más rápidos de la historia, creyeron que era una carrera en la que podía haber alguna disputa, una rivalidad, un final apretado o una sorpresa. La idea de cómo podía ser la carrera se fue trabajando en las mentes de 80.000 personas en el Olympic Stadium y en cientos de millones que la esperaron por televisión. Y en apenas 9s63/100 todos cayeron en la cuenta de que estaban equivocados. Cuánta ingenuidad, por favor. Esto se trata exclusivamente de él. De nadie más. Siempre fue así y no iba a cambiar. Usain Bolt es el dueño. El que provoca la mayor ovación en las presentaciones, el que se ríe frente a sus rivales y frente a las cámaras. El que no le teme al ridículo.

Es el payaso engreído. El autosuficiente y encantador fanfarrón. Porque ésa es otra verdad. A pesar de todo ese vanidoso show que monta, ¿a quién le cae mal Usain Bolt? Ni siquiera a sus rivales. El mismísimo Yohan Blake, el jovencito que lo sorprendió en las eliminatorias nacionales de Jamaica y que por un momento se pensó que podía destronarlo, lo abrazó con respeto tras el final de la prueba. Bolt le cruzó el brazo por encima del hombro y lo llevó a la zona mixta hablándole a los gritos, con gestos grandilocuentes, llamando la atención, como siempre. Seguro que le estaba diciendo: “¿Ves lo que provoco? ¿Entendés cómo funciona mi negocio? El día de mañana los vas a poder disfrutar vos. Pero vas a tener que esperar. Ahora es todo mío”.

El récord olímpico, a cinco centésimas de su mejor registro mundial y que ahora ocupa el segundo lugar entre las mejores marcas de la historia, fue otro gran logro. Los últimos 10 metros los corrió mirando el reloj. Esperando que el cartel digital le mostrara números que le dieran otro motivo para gritar descontrolado lo bueno que es.

Detrás de la estela de Bolt la carrera fue trepidante. Segundo fue Blake con 9s75, igualando su mejor marca personal, y tercero Justin Gatlin, el arrepentido que tuvo su regreso olímpico después de ocho años y cuatro de suspensión por doping. La del norteamericano también fue una gran marca: 9s79, la mejor de su carrera.

Pero detrás de los puestos que otorgaron medallas también pasaron cosas importantes. La marca de Tyson Gay, el cuarto, fue formidable (9s80, su mejor registro de la temporada). Y para completar la un sprint inigualable en la historia, el quinto, Ryan Bailey también igualó su tiempo más rápido (9s88), y los dos siguientes también bajaron los 10s: Churandy Martina (9s94) y Richard Thompson (9s98). Casi como en una carrera de automovilismo, se puede decir que todos se vieron favorecidos entrando en el efecto succión de Bolt. Corrieron detrás de un avión. Nunca antes en la historia siete atletas habían corrido por debajo de los 10s en una final de los Juegos Olímpicos.

Lo nota sorpresiva la dio Asafa Powell, que se lesionó faltando diez metros, pero no anuló su tiempo para aparecer con el registro de desclasificación, algo que suelen hacer los atletas para no dejar una marca indigna en la planilla oficial. El jamaiquino cruzó en 11s99/100. Una situación bastante rara.

Bolt se llevó tres medallas de oro con récords mundiales en Pekín 2008. Hasta aquí ha participado en cuatro pruebas olímpicas y el único resultado que conoce es el triunfo. Su actuación en Londres recién empieza y quiere repetir en los 200 metros. Si lo consigue, será el primer hombre en la historia en ganar en Juegos consecutivos las dos carreras más rápidas del atletismo. Carl Lewis ganó los 100 y 200m en Los Angeles 1984, ya que en Seúl 88 pudo repetir en los 100 tras la exclusión de Ben Johnson, pero quedó segundo en los 200m.

Además, tiene por delante la posta 4×100, una disciplina donde Jamaica tiene tanto potencial que sólo podría perder si cometiera un error en la entrega de los testimonios y queda desclasificado.

Michael Phelps arrasó con todas las marcas posibles en la natación y se convirtió en la gran figura de la primera parte de estos Juegos. Ahora Bolt, a los 25 años, es el que asume el comando de la competencia. El que aparecerá en cada canal de televisión, en cada tapa de diario o revista. Con un perfil mucho más alto, por supuesto. Hoy tendrá el día libre y mañana empezará con las eliminatorias de 200 metros.

Es un espectáculo maravilloso verlo. Seguirá abriendo grande su boca con una sonrisa que deja ver todos sus dientes. Buscará todas las cámaras. Se parará frente a los fotógrafos posando de mil maneras distintas, sintiéndose el centro del universo. Después correrá y atravesará el estadio como un rayo, despertando más y más admiración. Seguirá siendo Bolt.

Toda la clasificación: 1. Usain Bolt (JAM) 9.63 – oro; 2. Yohan Blake (JAM) 9.75 – plata; 3. Justin Gatlin (USA) 9.79 – bronce; 4. Tyson Gay (USA) 9.80; 5. Ryan Bailey (USA) 9.88; 6. Churandy Martina (NED) 9.94; 7. Richard Thompson (TRI) 9.98; 8. Asafa Powell (JAM) 11.99

Sin comentarios en “Bolt sigue siendo el hombre más rápido de la Tierra y es record olímpico”

Deja tu comentario